Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

La educación transformará el antiguo colegio Ramón y Cajal de Calatayud en una nueva escuela infantil.

La educación transformará el antiguo colegio Ramón y Cajal de Calatayud en una nueva escuela infantil.

En una decisión que ha sido bien recibida por la comunidad educativa de Calatayud, el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón ha anunciado la rehabilitación del antiguo colegio Ramón y Cajal de la localidad para convertirlo en la nueva escuela infantil.

La consejera de Educación, Ciencia y Universidades, Claudia Pérez Forniés, confirmó la noticia durante su visita a la ciudad bilbilitana junto al alcalde José Manuel Aranda y el concejal de Urbanismo José Manuel Gimeno.

"Ya ha comenzado la redacción del anteproyecto de la nueva escuela de Educación Infantil de Calatayud. Cumplimos así con una reivindicación que la ciudad bilbilitana lleva años solicitando y a la que el anterior Ejecutivo, siendo consciente de los daños estructurales que presentaba el edificio que albergaba a los alumnos de la antigua escuela Nuestra Señora del Carmen, no dio salida", manifestó Pérez Forniés.

La creación del nuevo centro infantil en el antiguo colegio Ramón y Cajal se debe a su ubicación central en Calatayud y se estima que satisfará las necesidades de la ciudad de manera eficiente, con una inversión de alrededor de 2,5 millones de euros y una superficie de 2,000 metros cuadrados.

En este momento se encuentra en proceso la redacción del anteproyecto, seguido de la licitación del proyecto y las obras, que se espera que comiencen en septiembre de 2024. La propuesta incluye la rehabilitación del antiguo colegio, la demolición de un edificio lateral de 1957, la construcción de un bloque nuevo en su lugar, y la reforma de otras áreas interiores.

El nuevo centro infantil cumplirá con los requisitos técnicos contemplados en la orden vigente para centros de Educación Infantil en Aragón, incluyendo diversas instalaciones como aulas, dormitorios, patios, despachos y cocina, entre otras.

Con la estimación de que la nueva escuela infantil esté operativa para el curso 2025/2026, Pérez Forniés resaltó la urgencia y celeridad con la que el Gobierno actual ha abordado esta situación desde que se conocieron las condiciones del antiguo edificio que albergaba a los alumnos de la escuela Nuestra Señora del Carmen.

El anterior Ejecutivo, según la consejera de Educación, fue consciente de las deficiencias estructurales desde 2015 y no actuó al respecto, a pesar de las advertencias y los informes técnicos que lo corroboraban.

El Departamento actual detectó las patologías estructurales el 30 de enero de 2024 y, tras confirmar el riesgo en una zona del edificio, se procedió a la clausura inmediata de ese espacio. Los niños fueron trasladados a nuevos espacios temporales, como las salas del colegio Ramón y Cajal, mientras se llevaban a cabo las reparaciones necesarias.

Después de una serie de reuniones y traslados temporales de los alumnos, se espera que la nueva escuela infantil brinde un entorno seguro y adecuado para la educación de los más pequeños en Calatayud.