Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Dos equipos de la DPT inspeccionan los caminos rurales tras las tormentas del fin de semana.

Dos equipos de la DPT inspeccionan los caminos rurales tras las tormentas del fin de semana.

La Diputación de Teruel (DPT) ha movilizado dos equipos para evaluar los daños causados por las intensas tormentas que azotaron Bajo Aragón y Matarraña durante el fin de semana.

Los equipos están inspeccionando los municipios afectados en busca de posibles corrimientos de tierras, desbordamientos y dificultades de acceso a granjas y explotaciones ganaderas. Uno de los equipos cubre áreas como Ráfales, Fórnoles, Monroyo y La Portellada, mientras que el otro se encuentra en Samper de Calanda, Híjar, Jatiel y Azaila, tratando de abarcar la mayor superficie posible que haya sufrido daños.

El personal de la Sección de Caminos Rurales de la Diputación ha inspeccionado las zonas afectadas por las intensas lluvias, algunas acompañadas de granizo, del domingo. Su objetivo es planificar las acciones necesarias para solucionar los problemas que puedan obstaculizar el tránsito por los caminos rurales.

La Sección de Caminos Rurales de la Diputación se encarga de la conservación, reparación y mantenimiento de los caminos municipales sin pavimentar. Aunque esta responsabilidad recae en los ayuntamientos, muchos de ellos carecen de recursos para hacer frente a ella, por lo que la institución provincial proporciona este servicio como apoyo.

Según el diputado delegado de Caminos Rurales y vicepresidente segundo de la DPT, Rafael Samper, es crucial actuar rápidamente tras tormentas como estas. Aunque las primeras evaluaciones no han señalado daños graves, algunas zonas siguen inundadas, por lo que habrá que esperar a que el agua se retire para evaluar la situación del terreno y determinar si se requieren reparaciones.