Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Optimismo cauteloso de directivos aragoneses sobre perspectivas para 2024 dependientes de la geopolítica.

Optimismo cauteloso de directivos aragoneses sobre perspectivas para 2024 dependientes de la geopolítica.

ZARAGOZA, 31 Ene. - El presidente de la Asociación de Directivos y Ejecutivos de Aragón (ADEA), Fernando Rodrigo, ha presentado los datos del último indicador de opinión de ADEA, donde afirmó que el año 2024 irá "razonablemente bien si la geopolítica lo permite". Se refiere a que si la guerra en Ucrania no se recrudece, el conflicto entre Israel y Gaza no se extiende y el conflicto en el Mar Rojo se soluciona.

Rodrigo ha destacado que los directivos consultados creen que la tendencia del año 2024 va hacia la estabilidad, descienden los que opinan que la situación va a mejorar y se mantienen los que piensan que empeorará. Además, subraya que España y Aragón han sido capaces de superar las previsiones e incluso se ha llegado a hablar de "milagro español".

En cuanto a las preocupaciones, Rodrigo menciona la "distorsión en el mercado de trabajo", el hecho de que las administraciones públicas no hayan utilizado el aumento de ingresos derivado de la inflación para reducir el déficit y la deuda, y la existencia de un Gobierno "débil" que impide la adopción de medidas "normalmente impopulares" para solucionar problemas estructurales como la educación o la productividad.

El presidente de ADEA considera que las decisiones para garantizar la estabilidad del Gobierno actual comprometen la seguridad de los españoles y erosionan el Estado de derecho. Los empresarios necesitan un "marco institucional estable" y "seguridad jurídica".

En cuanto a la financiación, la percepción mejora "ligeramente" debido a que más personas creen que mejorará en 2024. Por otro lado, Rodrigo destaca que el Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido los tipos de interés, lo cual es positivo.

En relación al mercado laboral, Rodrigo señala que las sensaciones son "ambivalentes", pero destaca que el mercado laboral estará fuerte en 2024. Sin embargo, existe un desajuste entre la oferta y la demanda, y existe un riesgo de agotamiento debido al envejecimiento de la población. Rodrigo insta a iniciar un debate sobre las políticas de inmigración debido a las tendencias demográficas del país.

En cuanto a la vivienda y el turismo, Rodrigo señala que no se espera grandes cambios en estos sectores. Los precios de los materiales de construcción están altos y el sector turístico ya ha alcanzado su capacidad máxima en España. Rodrigo hace un llamamiento a incrementar la inversión empresarial para mejorar la productividad y la competitividad de la economía.

En conclusión, los directivos consideran que Aragón lo ha hecho bien en 2023 en comercio exterior, pero se espera un año más difícil en 2024. El déficit comercial en Aragón es menor que en el conjunto del país debido al mayor peso de la industria. Rodrigo advierte que si la economía mundial se desacelera, habrá menos oportunidades para todos.