Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Cruz Roja lleva a cabo pruebas de detección temprana de diabetes en Huesca

Cruz Roja lleva a cabo pruebas de detección temprana de diabetes en Huesca

HUESCA, 12 Nov.

Cruz Roja Huesca llevará a cabo pruebas de detección temprana de la diabetes en una carpa en la plaza Concepción Arenal, en colaboración con la Asociación de Diabetes de Zaragoza, con motivo del Día Mundial de la Diabetes.

La iniciativa se llevará a cabo el lunes 13 de noviembre en la plaza Concepción Arenal, desde las 10:00 hasta las 14:00 y desde las 16:00 hasta las 18:30 horas. Durante este tiempo, se instalará una carpa y una mesa informativa para realizar pruebas de detección temprana de la enfermedad. Se realizarán mediciones de glucosa, medición de perímetro abdominal y se realizará la prueba de Frindisk. La entidad social dio a conocer esta información en un comunicado de prensa.

La colaboración entre ambas entidades continuará el martes 14 de noviembre, fecha en la que se conmemora el Día Mundial de la Diabetes. Para marcar la ocasión, se iluminará la sede de la Comarca de la Hoya de Huesca, ubicada en la calle Coso Alto, desde las 19:00 hasta las 22:00 horas.

La diabetes es una enfermedad crónica que se produce cuando el páncreas no produce suficiente insulina, produce insulina de baja calidad o el cuerpo no puede utilizarla correctamente. La insulina es una hormona producida por el páncreas y su función principal es mantener los niveles adecuados de glucosa en la sangre.

La insulina permite que la glucosa ingrese al organismo y sea transportada al interior de las células, donde se convierte en energía para que los músculos y los tejidos funcionen correctamente. También ayuda a que las células almacenen glucosa hasta que sea necesaria su utilización.

El alto nivel de glucosa en la sangre puede ser perjudicial para todo el organismo, pero especialmente para el corazón, los riñones y las arterias. Por esta razón, las personas que tienen diabetes y no la controlan adecuadamente corren un mayor riesgo de problemas renales, infartos, pérdida de visión y amputaciones de extremidades, advirtió Cruz Roja.

DIABETES TIPO 1 y 2

La diabetes tipo 1 suele aparecer en niños, aunque también puede manifestarse en adolescentes y adultos. Suele presentarse de forma repentina y en muchos casos sin antecedentes familiares.

Se produce una destrucción de las células beta, encargadas de producir insulina, en el páncreas debido a la presencia de autoanticuerpos. Es decir, el organismo ataca a sus propias células como si fueran extrañas, como ocurre en enfermedades autoinmunes como la enfermedad celíaca y otras.

Aún no se ha identificado completamente el mecanismo inicial que desencadena la aparición de estos anticuerpos, pero se investiga si tiene un origen genético y si ciertos factores ambientales desencadenan la respuesta autoinmune que destruye estas células.

Por otro lado, la diabetes tipo 2 surge en la edad adulta y su incidencia aumenta en personas de edad avanzada. Es hasta diez veces más común que la diabetes tipo 1. En este tipo de diabetes, se produce una disminución en la acción de la insulina, por lo que aunque haya suficiente cantidad, no puede funcionar correctamente. Este tipo de diabetes tiene un componente mixto: hay menos insulina en el páncreas y la que hay funciona peor en los tejidos.

La principal causa de la diabetes tipo 2 es la obesidad, ya que el tejido graso produce sustancias que disminuyen la sensibilidad de los receptores de la insulina. Dado que la obesidad ha aumentado significativamente en España, esta forma de diabetes también se ha incrementado, señaló Cruz Roja.

Entre los posibles síntomas de un alto nivel de glucosa se encuentran la sed excesiva, sensación de hambre, necesidad frecuente de orinar (incluso por la noche), pérdida de peso a pesar de comer mucho, cansancio, visión borrosa, hormigueo o entumecimiento en manos y pies e infecciones recurrentes en la piel por hongos.

Actualmente, no se puede prevenir la aparición de la diabetes tipo 1. Sin embargo, la diabetes tipo 2, que es la más común, sí se puede prevenir. En este caso, dado que la obesidad es la causa principal, cualquier medida destinada a prevenirla tendrá un efecto positivo en la prevención de la diabetes, afirmó Cruz Roja.

También es importante prestar atención a la aparición de hipoglucemia en personas con diabetes. Se considera que una persona tiene hipoglucemia cuando su nivel de azúcar en sangre es menor de 70 mg/dl.

El tratamiento de la diabetes se basa en tres pilares: dieta, ejercicio físico y medicación. El objetivo es mantener los niveles de glucosa en sangre dentro de los rangos normales para minimizar el riesgo de complicaciones asociadas a la enfermedad.

La insulina es el único tratamiento para la diabetes tipo 1. En la actualidad, solo se puede administrar por inyección, ya sea mediante plumas de insulina o mediante sistemas de infusión continua, conocidos como bombas de insulina.

La diabetes tipo 2 ofrece más opciones de tratamiento. En este caso, a diferencia de los pacientes con diabetes tipo 1, no siempre es necesario el uso de insulina. Adoptar un estilo de vida saludable, incluyendo pérdida de peso, puede normalizar los niveles de glucosa. Sin embargo, en algunos casos, es necesario recurrir a uno o más medicamentos que ayuden a que la insulina funcione correctamente como la mejor opción de tratamiento.