Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Aragón impone restricciones en el uso de dispositivos electrónicos en escuelas públicas y concertadas.

Aragón impone restricciones en el uso de dispositivos electrónicos en escuelas públicas y concertadas.

El Departamento de Educación, Ciencia y Universidades del Gobierno de Aragón ha emitido una orden en la que se prohíbe el uso de teléfonos móviles y dispositivos electrónicos en todos los centros educativos de la Comunidad Autónoma. La orden, que entró en vigor este martes, establece excepciones para aquellos alumnos que lo necesiten por motivos justificados y debidamente acreditados. Además, se incluyen medidas correctoras como la posible retirada de los dispositivos móviles.

La normativa anterior permitía a los centros educativos decidir si autorizaban el uso de dispositivos electrónicos y en qué momentos. Sin embargo, con estas nuevas instrucciones, todos los colegios e institutos de Aragón estarán sujetos a las mismas reglas, lo que permitirá fortalecer el rol de los equipos directivos.

Según la orden, los dispositivos móviles podrán ser retirados una vez apagados y en presencia de, al menos, dos miembros del equipo directivo. Los dispositivos serán custodiados hasta que sean devueltos a los representantes legales del estudiante afectado. Se espera que los centros educativos incluyan estas restricciones en sus proyectos educativos y las adecuen a sus propias circunstancias y entorno en el Reglamento de Régimen Interior.

La consejera de Educación, Claudia Pérez Forniés, ha destacado que estas instrucciones sentarán las bases para un debate más amplio dentro del Consejo Escolar de Aragón, con el fin de lograr el mayor consenso posible para desarrollar una normativa más completa sobre el uso de dispositivos electrónicos en las escuelas.

Esta medida se debe a la preocupación social y educativa por el mal uso de los teléfonos móviles, especialmente entre los estudiantes más jóvenes, y al aumento de comportamientos disruptivos en varios centros educativos relacionados con el uso inapropiado de estos dispositivos. Estos comportamientos han afectado la concentración, la socialización y el rendimiento académico.

Además de esta regulación, la consejera aboga por promover la educación responsable en el uso de la tecnología desde las escuelas. En este sentido, el Departamento de Educación ofrecerá programas de formación para docentes y equipos directivos, así como jornadas informativas para las familias sobre el uso seguro y responsable de internet, dispositivos móviles y redes sociales.

En resumen, la nueva orden tiene como objetivo mejorar la convivencia en los centros educativos, promover una mayor atención de los estudiantes y fomentar las relaciones interpersonales durante la jornada escolar, según ha concluido la consejera de Educación.