Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Izquierda Unida (IU) critica declaración de unión Astún-Candanchú como Interés Autonómico

Izquierda Unida (IU) critica declaración de unión Astún-Candanchú como Interés Autonómico

ZARAGOZA, 27 Jul.

El coordinador de Izquierda Unida en Aragón, Álvaro Sanz, ha criticado duramente la declaración de proyecto de Interés Autonómico de la unión de estaciones de esquí Astún-Candanchú, aprobada en el Consejo de Gobierno. Según Sanz, esta decisión es inaceptable y demuestra que el Gobierno en funciones está haciendo el trabajo sucio a los representantes del negacionismo climático.

En una rueda de prensa, el consejero de Industria en funciones, Arturo Aliaga, explicó que la unión de estas estaciones se realizará mediante una infraestructura de transporte por cable, que contará con 16 pilonas para un telecabina y 7 para una telesilla. Además, se informó que este proyecto se tramitará como Proyecto de Interés General de Aragón (PIGA) y será financiado por fondos europeos Next Generation-EU, con un presupuesto total de 26 millones de euros.

Álvaro Sanz ha acusado al Gobierno de querer dejar bien atada esta unión de estaciones, que ha sido criticada por expertos ambientalistas y ha generado contestación social. Según Sanz, esta unión es una aberración ambientalmente insostenible y no cuenta con el apoyo de quienes viven en la zona del Pirineo. Además, asegura que se trata de una especulación urbanística que no beneficia a los habitantes del valle del Aragón.

Izquierda Unida ha solicitado información detallada al cuatripartito sobre el reparto de fondos europeos para los planes de sostenibilidad turística, pero no ha recibido respuesta. Sanz considera que el Gobierno está empeñado en llevar a cabo este proyecto de unión de estaciones, a pesar de que es innecesario e implica un despilfarro de millones que podrían destinarse a inversiones más sostenibles en la zona.

El coordinador de IU insiste en la necesidad de políticas que protejan el territorio, el medio ambiente y mitiguen los efectos del cambio climático, en lugar de impulsar proyectos dañinos y sin rentabilidad.