Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

El Gobierno de Aragón financia talleres TIC para combatir exclusión en zonas rurales.

El Gobierno de Aragón financia talleres TIC para combatir exclusión en zonas rurales.

El Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Ciencia, Universidad y Sociedad del Conocimiento, está financiando la organización de talleres sobre tecnologías TIC en diez comarcas aragonesas para luchar contra la exclusión digital en áreas rurales. En total, 141 talleres se llevarán a cabo en municipios con menos de 2.000 habitantes y se espera formar a unos 500 aragoneses en competencias básicas y en el uso de internet, con especial atención a servicios como la administración electrónica, banca online, Salud Informa online y seguridad en internet.

Estas subvenciones, con un monto total de 52.502,85 euros, se han otorgado a través de un proceso de concurrencia competitiva basado en el alcance y la repercusión de la formación propuesta y el tamaño de las localidades. En total, diez comarcas recibirán estas ayudas: Gúdar-Javalambre (30 talleres), Cinco Villas (28), Jiloca (24), La Litera (19), Bajo Aragón (15), Ribera Baja del Ebro (6), Campo de Belchite (6), Sierra de Albarracín (6), Bajo Martín (4), y Tarazona y el Moncayo (3).

Los cursos se impartirán en centros públicos como bibliotecas, aulas de informática, centros de mayores u otros similares, con el objetivo de aprovechar redes ya existentes y facilitar el acceso de las personas a las nuevas tecnologías para apoyar su desarrollo social, personal, educativo y económico. Para ello, la Dirección General de Administración Electrónica está poniendo a disposición de las comarcas los materiales didácticos necesarios, los cuales se pueden consultar y descargar en la página web oficial del programa: https://www.aragon.es/-/talleres-tic-manuales

Desde que se lanzó el programa, ha habido más de 5.000 participantes y se han invertido unos 800.000 euros en él.

Con esta iniciativa, el Gobierno de Aragón espera continuar promoviendo la inclusión digital en las áreas rurales y facilitar el acceso de sus ciudadanos a las tecnologías necesarias para el desarrollo personal y económico.