Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

El Gobierno aprueba 76 millones de euros para la electrificación de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto.

El Gobierno aprueba 76 millones de euros para la electrificación de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto.

ZARAGOZA, 5 Sep.

El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) a licitar, a través de Adif, tres contratos por un total de 76 millones de euros, IVA no incluido, para seguir avanzando en la electrificación de la línea de ferrocarril convencional Zaragoza-Teruel-Sagunto, eje estratégico y nexo de conexión entre el Corredor Mediterráneo y Atlántico.

Los trabajos se destinarán a adaptar las dimensiones de los gálibos de 23 pasos superiores del trazado entre Teruel y Zaragoza y la sección de 19 túneles de la línea para la instalación de los postes, la catenaria y el resto de las instalaciones de electrificación.

Estas actuaciones se suman a la inversión de otros 22 millones de euros, IVA no incluido, autorizada la semana pasada para adaptar la electrificación de los 22 pasos superiores del tramo Teruel-Sagunto, ha informado el Mitma en una nota de prensa.

De los tres contratos, hay uno por valor de 23,1 millones de euros para adaptar las dimensiones de los 23 pasos superiores del trazado entre Teruel y Zaragoza, de 177,5 kilómetros. De ellos, quince pasos se renovarán por completo y los tres que están en desuso se desmontarán y se recuperará e integrará el entorno. En los cinco restantes se realizarán actuaciones de adecuación, rebajes de rasante, ripado --desplazamientos-- de la vía y modificaciones de sus estructuras.

Los pasos superiores están distribuidos por las provincias de Teruel y Zaragoza de los que 2 está en Teruel, 8 en Calamocha, 3 en Ferruruela de Huerva, 3 en Cariñena, 2 en Encinacorba y 1 en Santa Eulalia, Monreal, Fuentes Claras, Muel y María de Huerva, respectivamente.

Hay otros dos contratos por 52,8 millones de euros, de los que 32,18 millones son para el tramo Teruel-Sagunto y 20,58 millones otro para el tramo Zaragoza- Teruel, destinados a la adaptación de 19 túneles (4,4 kilómetros): quince mediante ensanche de su sección y cuatro a través de la articulación de falsos túneles. Los túneles que superen los 100 metros se adaptarán para la instalación de catenaria rígida.

Los túneles están distribuidos en la línea a su paso por los municipios de Encinacorba (8), Jérica (3), Sarrión (3), Navajas (1), Teruel (1), Viver (1), Calamocha (1) y Villarreal de Huerva (1).

Estas actuaciones se suman a las que Adif realiza para electrificar la línea. En agosto, han comenzado a levantarse los postes de soporte de la catenaria en el tramo Zaragoza-Teruel.

Además, se ha licitado la construcción de dos subestaciones eléctricas en Cariñena y Villafranca y se ha contratado la redacción del proyecto de las del tramo Teruel-Sagunto, previstas en Segorbe y Puebla de Valverde.

Mitma, a través de Adif, ha movilizado ya más del 96 por ciento, que son 438 millones de euros, del total de los 455 millones que representa el Plan Director de modernización de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, que reforzará su interoperabilidad, capacidad y velocidad de circulación, potenciando el tráfico, especialmente el de mercancías.

Además, hará posible la circulación de trenes eléctricos, reforzando la eficiencia y sostenibilidad. El plan comprende otras actuaciones, como mejoras en la señalización y la dotación de apartaderos para trenes de 750 metros.

Por su ubicación geográfica, la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto es estratégica para conectar por ferrocarril el Mediterráneo con el Cantábrico y el Atlántico, y unir las áreas portuarias de Valencia y Bilbao y los nodos logísticos de Platea (Teruel), Zaragoza-Plaza y Júndiz (Vitoria).

Se contribuye así con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con los que está comprometido el Ministerio, en concreto en este caso con los número 9 --fomento de infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad--, 8 --crecimiento económico y generación de empleo) y 7 (sostenibilidad--. Estos proyectos podrán ser cofinanciadas por el Mecanismo "Conectar Europa" de la Unión Europea (CEF).