Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

"Proyecto piloto en Huesca para prevenir el suicidio en las aulas"

HUESCA, 6 Mar.

Los Departamentos de Educación, Ciencia y Universidades y de Sanidad del Gobierno de Aragón van a impulsar un proyecto piloto para mejorar la prevención y la respuesta ante los casos de ideación suicida en las aulas y ofrecer una atención y seguimiento más individualizados.

La colaboración entre ambas consejerías, y la especial implicación de la Dirección General de Salud Mental, persigue enriquecer el protocolo de prevención, detección e intervención que ya existe en los centros para ayudar de una manera más efectiva al alumnado que atraviesa una situación complicada y, sobre todo, garantizar su protección y cuidado.

El nuevo modelo, que involucrará directamente a las Unidades de Salud Mental Infanto Juveniles y facilitará una mayor coordinación y 'feedback', se va a testar con 20 centros educativos del Área de Salud de Huesca para su posterior evaluación e inclusión en el protocolo habilitado para todos los centros aragoneses si los resultados, como se espera, son satisfactorios.

Este miércoles, 6 de marzo, ha tenido lugar la primera reunión, en el Centro de Profesorado Ana Abarca de Bolea de la capital oscense, con los equipos directivos y los orientadores de los centros educativos para echar a andar el proyecto.

En el encuentro, han participado la directora del Servicio Provincial de Huesca, Mónica Martínez; la jefa de servicio de Equidad de Inclusión, Mar Vázquez; y el enfermero especialista en salud mental José Manuel Granada y la médico especialista en psiquiatría Cristina Abad, ambos asesores de la Dirección General de Salud Mental.

Según han explicado, el objetivo es trabajar de una forma más coordinada y estrecha desde los centros con los especialistas en Salud Infanto Juvenil. Hasta ahora, el protocolo marca que, ante un posible caso de riesgo, la dirección del centro lo comunica a Inspección y al Equipo de Orientación Educativa en Convivencia Escolar.

Tras asegurar las medidas de protección necesarias en el centro escolar, se produce el intercambio de información con la Dirección General de Salud Mental, que estudia caso a caso los expedientes de los alumnos y alumnas, y determina las acciones a llevar a cabo para prevenir y evitar un intento autolítico.

Sobre esa información el equipo de Salud Mental recomienda al Equipo de Orientación Educativa en Convivencia Escolar las medidas a ejecutar y revisa, pasado un periodo de tiempo, que se hayan realizado.

La intención ahora es prolongar ese protocolo, incluyendo a las Unidades de Salud Mental Infanto Juveniles (USMIJ) --que tendrán asignadas cada centro-- y trabajando mano a mano con ellas para un seguimiento individualizado y continúo que asegure la mejora en el bienestar del alumnado.

Para ello, se ha creado una cuenta corporativa de las USMIJ y se han fijado ya tres sesiones --los próximos 15 de marzo, 12 de abril y 10 de mayo-- para trabajar la intervención concreta y específica con los casos abiertos en cada uno de los 20 centros que participarán en el pilotaje.

Todo, con el objetivo de sistematizar un proceso conjunto de intervención que pueda ser luego replicado en el protocolo de prevención para su extensión a toda la red de centros educativos de la Comunidad.

Los centros educativos que van a participar son el CEIP Juan XXIII, los colegios San Bernardo Salesianos y San Viator, los IES Ramón y Cajal, IES Sierra de Guara y Pirámide, los CPIFP San Lorenzo y Montearagón, y la Escuela de Arte, en Huesca capital; así como los IES Domingo Miral y Pirineos, y el CEIP San Juan de la Peña y el Colegio Escuelas Pías, de Jaca; el CPI Ramón y Cajal, de Ayerbe, los IES Biello Aragón y San Alberto Magno y el CEIP Montecorona, de Sabiñánigo; el CPI San Juan Bautista, de Zaidín; IES Monegros Gaspar Lax, de Sariñena; y el CRA La Sabina, de Frula.

Hasta mediados de febrero, y de acuerdo a los datos del Equipo de Orientación Educativa en Convivencia, se habían notificado 417 posibles casos de ideación suicida en las aulas aragonesas, frente a los 310 del mismo periodo del curso anterior. El perfil predominante es femenino, con un 56 por ciento de los casos.

Por provincias, el 76 por ciento se han dado en Zaragoza, el 15 por ciento en Huesca y el 9 por ciento en Teruel. En cuanto al nivel educativo, seis de cada diez casos notificados, corresponden a alumnado de Educación Secundaria, el 21% a Primaria, 8 por ciento a Bachillerato, 7 por ciento a grado superior de FP, 3 por ciento grado básico y 2 por ciento, superior.

Ese pilotaje para la mejora del protocolo de ideación suicida se enmarca en el plan estratégico por la mejora del bienestar del alumnado y la convivencia en los centros que ha impulsado el Departamento de Educación ante los "preocupantes" datos.

Dentro de ese plan, se están desarrollando ya jornadas dirigidas a la Red Integrada de Orientación Educativa, para presentar y analizar los datos del Equipo de Convivencia.

Por otra parte, se está dando respuesta directa a aquellos centros con alta incidencia en la apertura de protocolos de ideación suicida con la intervención de especialistas en Salud Mental para trabajar la intervención concreta y específica en cada centro analizando la situación y ofreciendo recursos, medidas e intervención individualizada para cada caso.

Así se ha hecho ya, compartiendo datos educativos y clínicos, a lo largo del mes de febrero en siete centros de la capital aragonesa y su área metropolitana.

Además, se ha diseñado un itinerario formativo, enfocado exclusivamente en la salud mental, para desarrollar la figura del Coordinador de Bienestar y Protección de los centros educativos. El 26 de enero se dio la primera jornada con el análisis de los datos de los distintos protocolos y más de 400 asistentes y la siguiente jornada, que versará sobre las patologías más frecuentes, está prevista el próximo día 15.

Todo ello confluirá en la puesta en marcha de un nuevo programa educativo de prevención el próximo curso escolar, tal y como ya anunció la consejera de Educación, Claudia Pérez Forniés, para su aplicación en infantil y primaria. Se trabajará en tutoría a edades tempranas y con un enfoque proactivo sobre las causas que se han detectado en Aragón que pueden llevar a la ideación suicida e incidir en esos factores de riesgo.

Se dividirá en dos etapas --infantil y primer ciclo de primaria; y segundo y tercer ciclo de primaria-- y llevará aparejada formación antes y durante para el coordinador de bienestar, el equipo directivo y el profesorado. Los centros que se sumen deberán incorporarlo a su proyecto educativo y a su plan de convivencia.