Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Sanidad y ALCER se comprometen a trasladar pacientes renales a centros de hemodiálisis.

Sanidad y ALCER se comprometen a trasladar pacientes renales a centros de hemodiálisis.

En Zaragoza, el consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, José Luis Bancalero, y el presidente de la Federación ALCER Aragón, Francisco Mohand Amar, han renovado el acuerdo para el traslado en taxis de pacientes renales desde sus hogares a los centros de hemodiálisis.

Este servicio, que cumple dos décadas, es costeado por el Departamento de Sanidad con un importe de 2.145.000 euros, según indicaron desde el Ejecutivo autonómico.

Bancalero ha destacado la importancia de la colaboración entre su departamento y entidades sociales como ALCER. Además, celebró el cumplimiento del convenio y mencionó la necesidad de proporcionar información, acompañamiento y servicios a los ciudadanos afectados por enfermedades renales.

El convenio de transporte con ALCER fue formalizado recientemente, con una partida de más de dos millones de euros aprobada en Consejo de Gobierno. Esto permite costear más de 5.000 taxis que trasladan a los pacientes desde sus hogares a los centros de tratamiento en todo el territorio aragonés.

En la región hay alrededor de 650 pacientes que requieren diálisis, algunos de los cuales deben desplazarse a los hospitales para recibir tratamiento. La hemodiálisis es fundamental para suplir la función renal en estos casos.

Francisco Mohand Amar, quien ahora preside la asociación ALCER, fue usuario de este servicio. Destacó la importancia de brindar comodidad y calidad a los pacientes durante estos viajes, que pueden llegar a ser numerosos a lo largo del año.

La Federación ALCER Aragón se dedica a apoyar a los pacientes renales y a sus familiares en el proceso de enfrentar la enfermedad crónica, ofreciendo un tratamiento integral que aborda las repercusiones psicosociales de la enfermedad.

El convenio de transporte busca mejorar la calidad de vida de los pacientes en hemodiálisis, facilitando su traslado de manera ágil y adaptada a sus necesidades clínicas desde sus hogares a los centros sanitarios correspondientes.