Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Endesa toma medidas preventivas ante posibles daños por la crecida del río Ebro en su red eléctrica.

Endesa toma medidas preventivas ante posibles daños por la crecida del río Ebro en su red eléctrica.

En un esfuerzo por garantizar la normalidad del suministro eléctrico en las localidades ribereñas de la provincia de Zaragoza, Endesa ha desplegado un dispositivo técnico y humano compuesto por más de 50 personas. Este plan se ha puesto en marcha en respuesta a la crecida ordinaria del río Ebro de esta semana, con el objetivo de prevenir posibles impactos en el servicio eléctrico.

El dispositivo, que estará activo hasta el próximo martes, incluye acciones preventivas en instalaciones eléctricas aéreas y subterráneas ante la previsión de un aumento en el caudal del río Ebro, según han confirmado fuentes de Endesa.

Entre las medidas implementadas se destaca la inspección extraordinaria de líneas de media y baja tensión en zonas inundables de la margen izquierda del Ebro, abarcando localidades como Novillas, Gallur, Boquiñeni, Pradilla, Alcalá de Ebro, Remolinos y Cabañas, entre otras.

Asimismo, se llevará a cabo la revisión de centros de transformación subterráneos críticos cerca del cauce del Ebro en la capital aragonesa, para verificar el correcto funcionamiento de los sistemas de extracción de agua y otros equipos eléctricos.

Además, se está monitoreando de forma exhaustiva todas las instalaciones propensas a inundaciones, con el fin de desconectarlas si es necesario para evitar afectar a los clientes que dependen de esas áreas eléctricas.

Por otro lado, Endesa activará sus protocolos de comunicación con instituciones y organismos públicos pertinentes de protección civil para asegurar una coordinación efectiva en caso de requerirse su intervención.