Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

El Gobierno central decepciona a los aragoneses con la demolición de la central de Andorra según Nolasco.

El Gobierno central decepciona a los aragoneses con la demolición de la central de Andorra según Nolasco.

Andorra (Teruel), 19 Ene. - El presidente de VOX Teruel y vicepresidente primero del Gobierno de Aragón, Alejandro Nolasco, ha criticado duramente al Gobierno central por lo que considera una traición a los aragoneses al renunciar a la soberanía energética. Esto viene después de la voladura de la última caldera de la central térmica de Andorra, que tuvo lugar el viernes a las 15:00 horas.

Según Nolasco, esta acción representa un golpe definitivo a uno de los mayores problemas que afectan a la comarca de Andorra Sierra de Arcos y a la provincia de Teruel en general.

El líder de VOX ha calificado este hecho como una tragedia y una acción ilógica, déspota y alejada de las necesidades energéticas de los aragoneses. Además, ha criticado a Teruel Existe por apoyar esta voladura y haber sido los primeros en apuntarse a la investidura de Pedro Sánchez.

Nolasco ha agregado: "Es un gobierno tóxico que prefiere comprar carbón a Marruecos en lugar de preservar el empleo y el PIB de la comarca de Andorra Sierra de Arcos".

El vicepresidente aragonés ha comparado esta situación con la de Alemania, donde se otorga una moratoria a sus centrales térmicas hasta 2028, a pesar de que son mucho más contaminantes, y con la de Francia, donde están reabriendo estas instalaciones.

En su opinión, la llamada "transición justa" es una completa mentira y solo ha llevado a una masificación descontrolada de energías renovables que destruyen el paisaje y no generan empleo local.

Además, ha afirmado que la energía se lleva a otras comunidades autónomas y no reduce la factura de la luz de los vecinos. Según Nolasco, VOX es la garantía para reordenar el sector de las energías renovables.

Por su parte, la consejera de VOX en la comarca de Andorra Sierra de Arcos, Aroha Rochela, ha denunciado que los primeros trabajadores despedidos en las tareas de desmontaje han sido los vecinos de la localidad, quienes se ven obligados a buscar oportunidades fuera.

Rochela ha destacado que esto ha llevado a un pueblo cada vez más vacío, triste y con más comercios y viviendas cerrados. En resumen, considera que les han arrebatado sus recursos y su futuro, abandonándolos a su suerte.