Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Un hombre detenido por intentar ocupar ilegalmente una vivienda en el barrio del Perpetuo Socorro de Huesca.

Un hombre detenido por intentar ocupar ilegalmente una vivienda en el barrio del Perpetuo Socorro de Huesca.

HUESCA, 2 Ene. - La Policía Nacional ha realizado la detención de un individuo que intentó ocupar ilegalmente el piso de un amigo en el barrio del Perpetuo Socorro de Huesca. El detenido, con antecedentes penales previos, pretendía alojarse en casa de su antiguo conocido mientras buscaba una vivienda en alquiler. Además de apropiarse de las llaves, el individuo llegó a agredir físicamente al propietario legítimo para evitar que ingresara a su propia residencia.

Gracias a la intervención de la Policía Nacional, se logró evitar la ocupación ilegal de la vivienda en el barrio del Perpetuo Socorro. Se procedió a la detención del sujeto en cuestión, quien ya había sido arrestado en 13 ocasiones anteriores, por el delito de coacciones contra el propietario legítimo de la vivienda. Los hechos ocurrieron el pasado 28 de diciembre de 2023.

La víctima ha expresado que reside en el mencionado barrio de alquiler y que, en el día de Navidad, se encontró con un viejo amigo que le solicitó pernoctar en su hogar mientras buscaba empleo y una vivienda en alquiler, ya que no tenía a dónde ir. Ante la antigua amistad entre ambos, la víctima accedió a permitirle la estancia, compartiendo las únicas llaves de su domicilio para que pudiera entrar y salir mientras él trabajaba.

A lo largo del 28 de diciembre, el propietario legítimo no pudo acceder a su vivienda debido a que su amigo, quien tenía las llaves en ese momento, no respondía a sus llamadas ni abría la puerta, informó la Policía Nacional.

Esa misma noche, la víctima observó cómo su amigo ingresaba al inmueble, por lo que se acercó para exigirle explicaciones. Sin embargo, el detenido corrió escaleras abajo y se refugió en el domicilio, utilizando la violencia para empujarlo en repetidas ocasiones y evitar que entrara.

Estos hechos fueron denunciados de inmediato ante agentes de la Policía Nacional, quienes verificaron la veracidad de los relatos y procedieron a la detención del individuo que había ocupado el piso del denunciante por el delito de coacciones. El propietario legítimo recuperó la posesión de su domicilio gracias a la intervención policial.