Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Procesión de la Cofradía del Descendimiento de Zaragoza marca el fin de la Semana Santa en Madrid.

Procesión de la Cofradía del Descendimiento de Zaragoza marca el fin de la Semana Santa en Madrid.

En un Domingo de Resurrección lleno de solemnidad y tradición, los tambores y bombos de la Cofradía del Descendimiento de la Cruz y las Lágrimas de Nuestra Señora de Zaragoza resonaron en la plaza Mayor de Madrid. La Real e Ilustre Congregación de Nuestra Señora de la Soledad y Desamparo fue la encargada de poner fin a la Semana Santa con una emotiva tamborrada.

La alcaldesa de Zaragoza, Natalia Chueca, hizo acto de presencia en la capital española junto a la consejera municipal de Hacienda y Fondos Europeos del Ayuntamiento, Blanca Solans, y la concejal Paloma Espinosa. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, se unió al evento luego de participar en la Misa de Domingo de Resurrección en la Catedral de La Almudena.

"Es un honor estar aquí acompañando a los cofrades y contar con la presencia del alcalde de Madrid, quien ha querido apoyarnos en la promoción de la Semana Santa zaragozana. Esperamos que en futuras ediciones más habitantes de Madrid se acerquen a conocer nuestras celebraciones", expresó Chueca.

La tamborrada comenzó en la Iglesia de Las Calatravas y atravesó calles emblemáticas de Madrid como Alcalá, Puerta del Sol, calle Mayor y finalmente la plaza Mayor, cubriendo así una hora de intensa música y fervor procesional.