Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Miguel Ángel Blanco, un símbolo de libertad y concordia como todas las víctimas del terrorismo.

Miguel Ángel Blanco, un símbolo de libertad y concordia como todas las víctimas del terrorismo.

El Ayuntamiento de Zaragoza ha realizado un emotivo homenaje al concejal de Ermua, Miguel Ángel Blanco, quien fue secuestrado y asesinado por la banda terrorista ETA hace 27 años.

En una ceremonia que tuvo lugar en el monolito a las víctimas del terrorismo en la Plaza de San Francisco, se llevó a cabo una ofrenda de flores y se escuchó música de violonchelo. La alcaldesa Natalia Chueca, el presidente del Gobierno de Aragón, Jorge Azcón, la concejala delegada de Víctimas del Terrorismo, Ruth Bravo, así como otros representantes municipales y autoridades civiles y militares, participaron en el acto.

En medio de un momento de silencio, se leyó un emotivo manifiesto elaborado por la Fundación Miguel Ángel Blanco, recordando el sufrimiento causado por el terrorismo en España. Se hizo especial énfasis en las más de 1.400 víctimas mortales, los heridos, secuestros y extorsionados que ha dejado este flagelo.

En sus palabras, la alcaldesa de Zaragoza destacó la importancia de no olvidar lo sucedido hace 27 años. Remarcó que fue la democracia y el Estado de Derecho quienes lograron vencer a aquellos criminales llenos de odio y sinrazón.

La alcaldesa hizo hincapié en la relevancia de enseñar la verdadera historia a los jóvenes, en lugar de caer en intentos de blanqueamiento. Destacó que Miguel Ángel Blanco, al igual que todas las víctimas del terrorismo, representan la libertad y la concordia, y su memoria debe ser preservada.

En un claro mensaje de rechazo a los herederos de los terroristas y a las nuevas formas de terrorismo como el yihadismo, la alcaldesa concluyó que Zaragoza siempre estará del lado de la libertad y la vida de sus ciudadanos. "Nuestra libertad es nuestra vida", afirmó Natalia Chueca finalizando el acto.