Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Sacerdote investigado por agresión sexual en Teruel obtiene libertad provisional

Sacerdote investigado por agresión sexual en Teruel obtiene libertad provisional

El titular del juzgado de Instrucción número 3 de Teruel ha decretado libertad provisional para el sacerdote que este jueves por la mañana ha pasado a disposición judicial como investigado por un delito de Violencia sobre la Mujer en su modalidad de agresión sexual.

En el auto dictado por el magistrado, se han ha adoptado medidas cautelares, prohibiendo la comunicación y la aproximación del investigado a la víctima a menos de 200 metros, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

Por su parte, desde la Delegación de Medios de Comunicación Social de la Diócesis de Teruel y Albarracín han informado de que a comienzos del mes de junio, el obispo de la diócesis, José Antonio Satué, tuvo conocimiento de los hechos denunciados a través de la propia mujer, mayor de edad, que forma parte y colabora en una de las parroquias de la diócesis.

Además de acogerla y escucharla "con el máximo respeto y credibilidad", se puso a su disposición, brindándole la ayuda que pudiera necesitar.

Tras varios encuentros del obispo con la mujer, por un lado, y con el sacerdote, por otro, resolvió retirarlo de sus responsabilidades pastorales. Asimismo, el clérigo, a propuesta del obispo, ha comenzado un proceso de acompañamiento psicológico y espiritual en un centro especializado de ayuda a sacerdotes.

La Diócesis de Teruel y Albarracín ha manifestado en un comunicado que espera que el proceso judicial sirva para determinar la responsabilidad del sacerdote y ha expresado su disponibilidad absoluta para colaborar con las autoridades en lo que fuere requerida.

La Diócesis de Teruel y Albarracín ha recordado que, consciente del "gravísimo daño" que producen los abusos sexuales en las víctimas, "cuyas secuelas afectan a sus familias y se arrastran en ocasiones durante toda la vida", dispone de un Servicio Diocesano para la atención a las víctimas y la prevención de abusos sexuales, denominado 'Repara-Diócesis de Teruel', situado en la calle Hartzenbusch 9, de la capital turolense.

Este servicio está abierto a todas las personas que quieran denunciar los abusos que han sufrido, "con el fin de favorecer procesos de sanación y evitar que se produzcan otros casos".

En los últimos meses, el equipo de Repara en Teruel, formado por varios profesionales del campo de la psicología, el derecho y la educación, ha comenzado su tarea de sensibilización y prevención de abusos en la diócesis.

Se puede contactar con este servicio a través del teléfono 978 61 99 57, así como del correo electrónico [email protected] y del WhatsApp 617 20 15 53.

Desde la Diócesis de Teruel y Albarracín han remarcado que seguirán trabajando "para reconstruir la confianza y generar una cultura del cuidado y del respeto, frente a todo tipo de abuso".