Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Reforma de las pensiones asegura futuro de jubilación a nacidos en el baby boom y jóvenes, según CCOO.

Reforma de las pensiones asegura futuro de jubilación a nacidos en el baby boom y jóvenes, según CCOO.

El secretario confederal de Protección Social y Políticas Públicas de Comisiones Obreras (CCOO), Carlos Bravo, ha explicado que la reciente reforma de las pensiones acordada por su sindicato y UGT con el Gobierno central las garantizará tanto a los nacidos en el baby boom, como a las actuales generaciones de jóvenes.

Bravo ha dado a conocer esta información en una reunión en Zaragoza con los delgados sindicales para explicar el acuerdo. Según ha explicado, el nuevo sistema introduce "un cambio de paradigma", en comparación con la reforma diseñada en 2013 por un Gobierno del PP, "la primera desde 1995 que se hacía sin acuerdo".

El secretario de Protección Social ha enfatizado que el sistema de la Seguridad Social puede "mantener una protección comparable a las futuras generaciones", gracias a través de un "paquete de acuerdos" alcanzados en 2021, 2022 y 2023 que vuelven "a la senda de lo que habíamos estado negociando entre el 1995 y 2011".

El objetivo de la reforma es garantizar la sostenibilidad de las pensiones hasta alcanzar la "punta" máxima en 2050, cuando las generaciones del baby boom entren en el sistema. "No se trata solo de salvar a los 'baby boomers'", ha enfatizado Bravo.

La última reforma consiste en actuar sobre la estructura de ingresos. Por un lado, en los de origen presupuestario, "perfeccionando la separación de fuentes de financiación, haciendo que las cotizaciones a la Seguridad Social sólo sirvan para pagar prestaciones económicas, para nada más". Por otro, han "reforzado" los ingresos "vía cotizaciones a la Seguridad Social".

Para aplicar estas medidas se han fijado "periodos transitorios muy largos". El acuerdo de 2023 se ha centrado en el refuerzo de los ingresos vía cotizaciones, que se complementa con los acuerdos de 2021 y 2022, en el que se derogó la reforma del PP para garantizar el poder adquisitivo de las pensiones con la revalorización con el IPC y garantizar las pensiones de los jóvenes al derogar el factor de sostenibilidad "que recaía fundamentalmente sobre ellos".

Bravo ha indicado que las cotizaciones empresariales o las de los trabajadores con mayores ingresos "son un gasto deducible en la declaración de la renta o el impuesto de sociedades", por lo que una parte de ese coste "lo van a recuperar a través de sus declaraciones fiscales".

En su opinión, la posición empresarial no es razonable, aunque ha confiado en que la reforma sea perdurable. Además, ha advertido de que si alguien quiere modificarla, tendrá que plantear alternativas. Carlos Bravo ha instado a poner en marcha la reforma porque aún hay cuestiones pendientes que se tienen que desarrollar, como un reglamento para las personas que tienen trabajos penosos, tóxicos y peligrosos.