Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

El Monumento de Biscarrués se convierte en un destino turístico y cultural de gran relevancia.

El Monumento de Biscarrués se convierte en un destino turístico y cultural de gran relevancia.

El Monumento de Semana Santa de Biscarrués, en Huesca, es un lugar sagrado que además de cumplir su función litúrgica, se ha convertido en una atracción turística y cultural que atrae a visitantes cada año.

Este monumento, uno de los pocos ejemplos de arte popular del siglo XVIII en Aragón, se coloca dentro de la parroquia para albergar el Sagrario durante la Semana Santa.

Con veintitrés lienzos que representan la pasión de Cristo, este templete es una obra espectacular que permite a los visitantes sumergirse en la devoción y el silencio de la religiosidad popular.

Los visitantes que acuden a admirar esta pintura popular también muestran comprensión cuando el horario de culto interfiere en su visita, demostrando su respeto por las tradiciones.

El Monumento puede ser visitado durante la Semana Santa, así como los domingos y festivos de abril, en horario de mañana y tarde.

Además, se ofrecen visitas guiadas a la ruta de la piedra, donde se explora el trabajo de los canteros y se descubren detalles constructivos y símbolos de protección, en un recorrido apto para todos los públicos.