Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Detenido en Zaragoza por delito de odio tras amenazar e insultar a dos mujeres de forma homófoba

Detenido en Zaragoza por delito de odio tras amenazar e insultar a dos mujeres de forma homófoba

Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón detuvieron a un hombre de 30 años de edad como presunto responsable de un delito de odio y otro de amenazas, que además profirió insultos homófobos a dos mujeres.

Los hechos ocurrieron en Zaragoza el pasado día 18 de agosto, en torno a la media noche, cuando una mujer alertaba al CIMACC 091 que un hombre estaba amenazándola e insultándola a ella y a su pareja por su orientación sexual.

Una patrulla de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana que se encontraba muy próxima se acercó al lugar y se entrevistó con las requirentes, manifestando ellas, que a parte de los insultos y amenazas, había subido a su casa y, desde la ventana, les arrojó diferentes objetos con la intención de alcanzarles.

Una vez identificado, los agentes pudieron comprobar que este hombre tenía varios antecedentes policiales por diferentes hechos, siendo detenido en ese mismo instante como presunto autor de un delito de amenazas graves y delito de odio, pasando a disposición judicial el viernes por la tarde, quedando en libertad con cargos.

Un delito de odio es cualquier acto criminal, motivado por el sesgo o el prejuicio hacia un grupo particular de personas por motivos racistas, antisemitas u otra clase de discriminación referente a la ideología, religión o creencias de la víctima, la etnia, raza o nación a la que pertenezca, su sexo, orientación o identidad sexual, razones de género, la enfermedad que padezca o su discapacidad.

La Policía Nacional recuerda que denunciar los delitos de odio, ayuda a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a prevenir y evitar que estos hechos vuelvan a repetirse.

La Jefatura Superior de Policía de Aragón indica unas pautas a seguir en caso de estar sufriendo este tipo de situaciones o, también, para informar del conflicto si se está observando en otras personas.

Si alguien se muestra hostil hacia por una persona por su raza, orientación o identidad sexual, religión, creencias o discapacidad, ha cometido un delito de odio. No hay que permanecer indiferente ante estos delitos de odio, no hay que tener miedo y hay que denunciarlos lo antes posible.

Los insultos racistas o xenófobos también pueden ser delito. No hay que obviar los mensajes u ofensas recibidas en los perfiles de redes sociales, correo electrónico o teléfono móvil.

Cuando se denuncie no hay que omitir las palabras concretas y comentarios dichos por el autor, hay que contar a la Policía Nacional todo lo que se crea que es importante, como puedan ser símbolos, anagramas, tatuajes, vestimenta del autor, testigos, entre otros aspectos.

Si se es víctima de algún delito de odio hay que pedir ayuda llamando al 091 o a través de la aplicación ALERTCOPS en el botón especifico de delitos de odio, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Aragón en una nota de prensa.