Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Antonio Castilla, alumno de María de Ávila, designado como director artístico asociado del San Francisco Ballet.

Antonio Castilla, alumno de María de Ávila, designado como director artístico asociado del San Francisco Ballet.

El discípulo directo de María de Ávila, Antonio Castilla, ha sido designado como director artístico asociado del prestigioso San Francisco Ballet, un papel que asumirá en junio de 2024. Se espera que lidere el estudio junto con el equipo artístico, sirviendo como un sólido enlace entre la escuela y la compañía.

Kerry Nicholls, que llegó al SF Ballet en 2022, dejará su cargo como directora artística asociada por motivos personales y para estar más cerca de su familia. En su lugar, ocupará el recién creado puesto de directora de desarrollo artístico, dividiendo su tiempo entre Londres y San Francisco.

"Antonio es un colaborador excepcional y un instructor talentoso, y estoy emocionada de asociarme con él en esta nueva capacidad para liderar la compañía", expresó la directora artística del San Francisco Ballet, Tamara Rojo.

Por su parte, Castilla manifestó su alegría por regresar a San Francisco y reunirse con Rojo y la compañía que desempeñó un papel fundamental en su carrera tanto como bailarín principal como maestro. Destacando el impacto de Rojo en el English National Ballet, el nuevo director artístico asociado se mostró entusiasmado por trabajar junto a ella para implementar su visión para el San Francisco Ballet y la SF Ballet School en este momento crucial para la compañía.

Con una vasta experiencia en el mundo del ballet, Castilla regresa al San Francisco Ballet, donde bailó desde 1988 hasta 1995, incluyendo tres años como bailarín principal. Además, inició su carrera como docente en dicha institución bajo la tutela de Lola de Ávila y Aurora Bosch.

Proveniente del English National Ballet, donde se desempeña como ballet master y repetidor de la compañía desde 2013, Castilla se formó en el Estudio de María de Ávila de Zaragoza y adquirió conocimientos en prestigiosas instituciones de todo el mundo. Su amplia trayectoria como bailarín, maestro y coreógrafo lo convierten en un activo invaluable para el San Francisco Ballet en este emocionante capítulo de su historia.