Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Zaragoza se prepara para la crecida del Ebro este viernes

Zaragoza se prepara para la crecida del Ebro este viernes

En Zaragoza, la ciudad se encuentra en alerta ante la crecida del río Ebro, que está programada para llegar a su punto máximo en las primeras horas de este viernes. Aunque esta crecida ya no es considerada extraordinaria, sino más bien ordinaria, se espera que cause daños menores en comparación con años anteriores, como en 2015, 2018 y 2021. A pesar de ello, se han reportado campos de cultivo inundados, instalaciones recreativas afectadas y cortes en varias carreteras.

En este momento, el caudal del río Ebro en Zaragoza sigue aumentando, con un promedio de 1.414 metros cúbicos por segundo y una altura de 4,07 metros, según la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). Se espera que alcance los 1.600 metros cúbicos por segundo, menos de la mitad de los 3.000 metros cúbicos registrados en la última avenida extraordinaria en 2021.

La crecida ya ha comenzado a impactar en las zonas bajas de la ribera de la ciudad, con paseos y parques inundados. Los residentes se han reunido en los puentes para observar la fuerza del agua y el presidente del Gobierno de Aragón, Jorge Azcón, ha sugerido mantener la calma ante las previsiones actuales, a pesar de las posibles lluvias en el norte de Navarra en los próximos días.

Como medida preventiva, se ha aconsejado evacuar algunas urbanizaciones cercanas al río en Zaragoza, Pastriz, El Burgo de Ebro y Villafranca de Ebro. El Gobierno de Aragón ha activado el Plan Especial de Protección Civil de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones (PROCINAR) en fase de Emergencia Nivel 2 hasta el 1 de marzo.

Además, el Ayuntamiento de Zaragoza ha activado el Plan Municipal de Protección Civil en fase de 'alerta amarilla' debido a la crecida del río. La Policía Local, junto con Bomberos y Protección Civil, supervisan las riberas y brindan información para prevenir riesgos. Se pide a los ciudadanos que eviten acercarse a los ríos y estacionar vehículos cerca de zonas propensas a inundaciones.