Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Vuelve el Festival de Música Antigua de la DPZ con conciertos y folclore aragonés el 5 de junio.

Vuelve el Festival de Música Antigua de la DPZ con conciertos y folclore aragonés el 5 de junio.

El Festival de Música Antigua en la capilla de la iglesia de Santa Isabel, organizado por la Diputación de Zaragoza (DPZ), regresa el 5 de junio en su XX edición, con un cartel compuesto por La Guirlande, Los Músicos de su Alteza, Quinta Essencia y Gabriel Díaz & Alfonso Sebastián, e incluye acento aragonés.

Todos los conciertos comenzarán a las 20.00 horas y la entrada será libre hasta completar el aforo del templo, unas 400 personas aproximadamente. La apertura de puertas se realiza media hora antes del inicio de cada actuación.

El coordinador del área de Ciudadanía de la Diputación de Zaragoza, Juan José Borque, y el asesor técnico de las jornadas, Luis Antonio González, han presentado este lunes, en rueda de prensa, los detalles de la nueva edición de este ciclo, cuyo objetivo es convertir la "emblemática y singular" iglesia de Santa Isabel de Portugal en un espacio de referencia para la difusión de la música antigua.

Juan José Borque se ha enorgullecido de la "larga tradición" del festival y ha resaltado la relación del espacio en el que se desarrolla con la música, puesto que es escenario de numerosos conciertos a lo largo del año.

Por su parte, Luis Antonio González ha explicado que el término música antigua no se refiere tanto a la época de composición como a la interpretación de la misma y la recreación de las condiciones en las que se creó, es decir, "la idea del compositor, los condicionamientos de la práctica musical, la formación de los intérpretes o los espacios en los que sonaba esa música".

Por lo tanto, ha aclarado González, en un festival de música antigua tienen cabida composiciones de la Edad Media o incluso de principios del siglo XX.

El Festival de Música Antigua de la DPZ se creó en el año 2000 y se realizó de forma continua hasta 2016, cuando se paralizó y se ha recuperado una vez superada la pandemia.

González ha comentado que "hay muchas razones" para celebrar un festival de música antigua en Aragón y, en concreto, en Zaragoza, puesto que este territorio cuenta con un "patrimonio musical histórico de una riqueza increíble y diversificado en fuentes y partituras", que se encuentran en diferentes archivos y repositorios.

También es un patrimonio "muy cosmopolita" con abundante música de creación propia aragonesa, que se suma a la recibida de grandes compositores universales y se interpretaba en el Aragón de otro tiempo. En este punto, ha citado el elevado número de órganos históricos que atesora la provincia de Zaragoza.

Igualmente, el asesor técnico de las jornadas ha señalado que en la provincia de Zaragoza hay una tradición investigadora y de recuperación de música antigua "muy importante" que se remonta al siglo XIX, a la época de musicólogos y músicos como Antonio Lozano, y se vio reforzada en el siglo XX con la creación del Instituto Español de Musicología del CSIC y de la sección de música antigua de la Institución Fernando el Católico (IFC).

Como último argumento, González ha mencionado la demanda del público de la provincia, añadiendo que "las actuaciones se llenan hasta la bandera". Por ello, ha indicado que esta cita se ha planteado de forma que pueda acceder a los conciertos el mayor número posible de público.