Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Villanúa (Huesca) se-llena gracias a histórica San Silvestre

Villanúa (Huesca) se-llena gracias a histórica San Silvestre

En la localidad oscense de Villanúa, cerca de 1.500 corredores han participado en la XXI edición de la San Silvestre, estableciendo un nuevo récord de participación que triplica la población del municipio. Este evento deportivo ha demostrado ser extremadamente popular entre los residentes y visitantes de la localidad.

Eneko Martínez se ha coronado como el ganador de esta edición, logrando un tiempo de 9:22. Aunque no pudo superar el récord establecido el año pasado por el francés Kevin Martins, quien consiguió un crono de 8:23, Martínez demostró su destreza y habilidad en la competición. En segundo lugar llegó Philieppe Rubio, con apenas tres segundos de diferencia, seguido de Roberto Piqueras, quien se llevó la medalla de bronce con un tiempo de 9:26. Estos tres corredores lucharon intensamente durante la prueba, resolviéndola en un estrecho margen de tiempo.

En la categoría femenina, Julia Pérez Yarza se llevó el primer puesto con un tiempo de 11:13. Le siguieron Judit Cativiela, con un tiempo de 12:34, e Idoya Arrazubi, con 12:37. Pérez Yarza dominó la carrera de principio a fin, mostrando un gran rendimiento y una zancada imponente.

Además de la competitividad entre los corredores, el aspecto lúdico también tuvo un lugar destacado en la San Silvestre. Muchos participantes optaron por llevar disfraces originales y creativos, demostrando que este evento es principalmente un encuentro social en el que la imaginación y la originalidad son valoradas. El jurado otorgó reconocimientos especiales a los corredores que representaron a una comunidad de 'hippies', a los pioneros del vuelo aeroestático y a los padres y madres que corrieron empujando los carritos de sus bebés.

El coordinador de Deportes del Ayuntamiento de Villanúa, Ángel Barela, subrayó la naturaleza social del evento y enfatizó la increíble capacidad de atracción de esta carrera, que se ha convertido en una tradición y en un encuentro fantástico para despedir el año.