• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

Vecinos del ayuntamiento de la carrasca de Lecina, Árbol Europeo 2021, sugieren múltiples acciones para explotar su reclamo

img

La llegada de visitantes no está favoreciendo tanto como desearían en la pelea contra la despoblación en la región

BÁRCABO (HUESCA), 21 Ago.

La asociación de Amigos de la Carrasca de Lecina, dentro por los vecinos del concejo oscense de Bárcabo, ha elaborado un archivo en el que expone acciones para explotar el reclamo que piensa que esta carrasca fuera escogida Árbol Europeo 2021. Titulado 'Somos y deseamos ser', el escrito examina la situación demográfica y muestra las ocasiones que la región puede sugerir.

Tanto la asociación, establecida en el mes de febrero del año vigente, como el archivo han surgido en un instante en que el ayuntamiento recibe una mayor afluencia de turistas debido al éxito de la decisión de la Carrasca de Lecina como Árbol Europeo del año 2021, pese a lo que los vecinos estiman que este mayor número de visitantes no está aportando provecho o más utilizadas opciones de vida a este territorio.

El ayuntamiento de Bárcabo, que en 2021 tenía 106 pobladores censados, está compuesto por ocho núcleos diferentes: Bárcabo, Almazorre, Betorz, Eripol, Hospitaled, Lecina, Santa María de la Nuez y Suelves.

Entre los ocho pueblos, solo hay cinco personas menores de 25 años, al paso que hay 37 vecinos de sobra de 65 años. Ante estos datos, se prueba que el "punto grave" es la demografía, indicó el secretario de la asociación, Antonio Lascorz, "en tanto que no hay una aptitud regenerativa de la población".

Para mitigar esta situación, los integrantes de la Asociación 'Amigos de la Carrasca de Lecina y del Concejo' han listo una secuencia de reclamos y proposiciones que dejen dinamizar la región, que está entre 2 localidades muy turísticas de la provincia de Huesca, como son Aínsa y Alquézar.

En el informe, que es solo entre los puntos en un desarrollo que se completará con una charla enfrentamiento el día 23 de agosto y una mesa de trabajo sosprechada para el otoño, se ofrecen eminentemente tres líneas de acción.

Según informó Antonio Lascorz, la primera es "estructurar las opciones de turismo: los servicios de hostelería, la parte de arriba del Vero, la carrasca, paseos por los bosques... La segunda es fijar las ocupaciones agrícolas, singularmente las ganaderas. Y la tercera es recobrar el patrimonio histórico con particular relación con los oficios".

El secretario de la asociación ha señalado, con en comparación con turismo, que las Administraciones públicas no enseñaron interés en hacer rentable el éxito que tuvo el premio de la carrasca. "A fecha de el día de hoy, en la carretera todavía no existe nada que afirme que ahí está el Árbol Europeo de 2021 y en la carrasca tampoco se cambiaron los avisos".

Asimismo, ha remarcado que prosigue sin haber un bar o un lugar de comidas, y quienes van a la ciudad deben irse a comer a Colungo o a otros pueblos, "con lo que por el momento no vuelven". El lugar de comidas se erige como un aspecto primordial para asegurar un turismo que devuelva provecho a la región, ya que sin él los visitantes no continúan en el ayuntamiento mucho más de media día.

"Comprendemos que a lo destacado en el transcurso de un año o 2 las opciones de lugar de comidas deberían ser a pérdidas, que no estuviera abierto todo el año, pero que se extendiese a fines de semana o puentes, por el hecho de que eso daría vida no solo a la multitud que llega y podría proponerse quedarse unos días, sino más bien asimismo a las segundas casas que hay", ha subrayado el secretario.

En cuanto a las ocupaciones agrícolas, la asociación ha expuesto que más allá de que es verdad que tienen personas haciendo un trabajo en la agricultura, muchas viven fuera del ayuntamiento, con lo que es un ámbito que no retiene población.

En ganadería sí que es requisito que los trabajadores radiquen en la región, pero falta mano de obra. "Sería exacto tener un grupo de personas que efectuarán trabajos casuales, ha apuntado Lascorz.

SENDEROS, OFICIOS Y PATRIMONIO

La asociación ha letrado por activar, acondicionar y diseñar caminos pedagógicos que incluyesen un soporte de información, vía códigos QR u otras alternativas para atender a quienes están acudiendo a la ciudad con intereses por la botánica, los bosques, la salud y la ecología.

Además, ha planteado hacer un centro de interpretación pertrechado con las novedosas tecnologías que no solo integre datos sobre los caminos botánicos, sino asimismo contenido sobre los oficios que comúnmente se desarrollaban en el concejo.

Las instalaciones de los viejos oficios están distribuidas por el campo, como hornos, que se podrían "adecentar, acondicionar y entablar una senda orientada y con señalización; una vez allí deberían tener un letrero explicativo simple con un código QR", propuso Lascorz.

Este centro de interpretación podría tener unas pantallas y otro equipamiento digital a fin de que fuera complementario a los caminos, de manera que el visitante, en un espacio cómodo, pudiera agrandar la información. "La carrasca te transporta a Lecina, y eso te llevaría al centro de interpretación, y se quedarían unos días" en la ciudad, ha garantizado.

Respecto al bien común y también histórico, el secretario de la asociación ha recordado que en el escudo de Aragón está la carrasca del Sobrarbe y Lecina pertenece a esa comarca y acoge "a la carrasca mucho más grande de todo Aragón".

Ha añadido que existió un reino del Sobrarbe, con sus fueros, previo al de Aragón, y ha estimado un aliciente, "recobrar toda esa historia, unificarla y realizar una suerte de recreación histórica".

En este ámbito, la asociación ha sugerido denominar la plaza municipal como Plaza de los Fueros de Sobrarbe. En determinante, "recobrar un atrayente relacionado a las raíces históricas del Sobrarbe", ha expuesto el secretario.

La asociación ha enviado este archivo de proposiciones al Ayuntamiento de Bárcabo y a la Comarca del Sobrarbe, instituciones locales que por el momento no se han pronunciado, con lo que decidió poner en práctica alguna de sus opciones para dinamizar el territorio, como la creación de un código QR que derive a un audio en inglés, francés y español para poner en la carrasca.

Los integrantes de la agrupación están persuadidos de que "hay opciones", pero al tiempo "el territorio se nos hunde, y las Administraciones a todos y cada uno de los escenarios pasan". "Esta dejadez provoca que mucho más que la España vaciada es la España que vaciamos", ha lamentado Lascorz.

Desde la asociación han considerado precisa una atención mucho más próxima tanto desde la Administración local, como desde la Diputación de Huesca y por la parte del Gobierno de Aragón a fin de que las opciones de vida que sugieren en este archivo se logren desarrollar. De lo opuesto, dijo el secretario de esta organización, "en pocos años esto van a ser un montón de viviendas vacías y unos años después un montón de piedras".

Más información

Vecinos del ayuntamiento de la carrasca de Lecina, Árbol Europeo 2021, sugieren múltiples acciones para explotar su reclamo