• domingo 04 de diciembre del 2022
728 x 90

Un total de 21 pollos de quebrantahuesos volaron en la temporada 2021-2022 en el Pirineo aragonés

img

ZARAGOZA, 30 Oct.

El inventario y rastreo de forma anual de la reproducción del quebrantahuesos es una tarea primordial para comprender la evolución de la población y el estado de conservación de la clase en Aragón. Así, a lo largo de la temporada 2021-2022, han nacido de forma natural 40 pollos de quebrantahuesos en el Pirineo y Prepirineo aragonés, de estos fallecieron 19 y volaron 21.

Este trabajo de análisis deja entender, entre otras muchas cosas, el tamaño poblacional, tal como otros factores demográficos como la eficacia o el éxito reproductor, indicadores de la salud de la población de esta clase conminada en la red social autónoma.

La población se distribuye por el Pirineo y Prepirineo aragonés --Huesca y Zaragoza-- y el Sistema Ibérico --Moncayo--, que está constituida por 86 entidades reproductoras (UR), de las que una tercer parte están compuestas por tríos poligámicos y que ha duplicado sus efectivos en las últimas 2 décadas, han correcto desde el Gobierno de Aragón.

Con estos datos, la eficacia de la población aragonesa, entendida como el número de pollos que llegan a volar con en comparación con número de entidades reproductoras analizadas, se ubica en 0,24, al tiempo que el éxito reproductor, esto es, el número de pollos volados con en comparación con número de puestas detectadas es de 0,34. Estos datos detallan seguridad en la población en relación a exactamente los mismos factores de años precedentes.

Sin embargo, este año se ha detectado una alta mortandad de pollos de edad avanzada --mucho más de 40 días--, algo que no es muy frecuente. Se ignoran las causas precisas de este suceso, pero indudablemente las altas temperaturas del actual año podrían ser entre los desencadenantes de este patrón de mortalidad. La oportunidad de alguna patología ignota de momento asimismo podría argumentar estas pérdidas.

La tarea de rastreo de la población de quebrantahuesos se efectúa por la parte de Agentes de Protección de la Naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón, tal como por profesionales de la FCQ.

Consiste en el avance de una sucesión de controles sucesivos en las áreas de cría, incidiendo en las épocas consideradas vitales del período escencial de la clase, lo que deja conseguir la mejor información viable: celo y la construcción del nido (octubre-noviembre), puesta y también incubación de los huevos (diciembre-marzo) y el avance del pollo hasta el momento en que realiza sus primeros vuelos (abril-julio).

El rastreo continuado deja asimismo la identificación de probables causantes de perturbación en estas áreas de nidificación; ocupaciones lúdico-deportivas, trabajos forestales, cuidado de infraestructuras u otras, dando permiso su adaptación en datas para asegurar la continuidad de la reproducción así como se establece en el Plan de Restauración.

A estos hay que sumar los siete pollos que lograron sacarse adelante en el Centro de Cría de Quebrantahuesos y que se han designado a su liberación en los programas de reintrodución de la clase que lleva a cabo la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) con la colaboración del Gobierno de Aragón.

La retirada de ocho puestas de nidos de peligro, que fueron destinadas a la cría en cautividad y que hicieron viable la liberación de siete nuevos pollos en tres áreas de reintroducción de la clase --tres en el Parque Nacional de los Picos de Europa, 2 en el Maestrazgo turolense y 2 en la Sierra de Gredos--, en el marco del emprendimiento LIFE Pro-Corredores ibéricos Quebrantahuesos.

Más información

Un total de 21 pollos de quebrantahuesos volaron en la temporada 2021-2022 en el Pirineo aragonés

Noticias de hoy más vistas