• martes 29 de noviembre del 2022
728 x 90

Un juzgado de Zaragoza exculpa al concejal de ZeC Alberto Cubero por sus afirmaciones contra VOX

img

ZARAGOZA, 30 Sep.

El Juzgado de lo Penal número 3 de Zaragoza ha absuelto al concejal de Zaragoza en Común (ZeC) en el Ayuntamiento de la ciudad más importante aragonesa, Alberto Cubero, de los delitos de incitación al odio, incitación a comisión de delitos y difusión pública y consignas, de los que le acusaba la capacitación política VOX, por sus afirmaciones a lo largo de una Comisión de Presidencia, Hacienda y también Interior del Consistorio, conmemorada el 20 de abril de 2021 y por un mensaje en su cuenta de Twitter.

En el lapso de esa comisión, Cubero ha dicho al representante de VOX en el Ayuntamiento zaragocí, Julio Calvo, que en política fiscal y en política económica "se les cae la careta y después les pasa lo que les pasa, que van a Vallecas y los reciben como los reciben", en referencia a los actos acontecidos en el madrileño vecindario de Vallecas, donde integrantes del partido de VOX fueron recibidos de forma beligerante en 2021.

Unos días después, Cubero compartió un vídeo de su intervención en su cuenta de Twitter acompañado del siguiente mensaje: "A la ultraderecha hay que manejarla como en Vallecas, no se discute con ella, ni muchísimo menos se le acepta. Se les confronta en todos y cada lugar, que siempre y en todo momento sea como en Vallecas".

El juicio se festejó el pasado 15 de septiembre, en los juzgados de la ciudad más importante aragonesa. El concejal de Zaragoza en Común mantuvo en su declaración que sus expresiones tenían intención "argumental", por el hecho de que su capacitación política repudia cualquier género de crueldad.

La Fiscalía solicitaba 2 y medio de prisión para el edil zaragocí por sus expresiones, al lado de una sanción económica de 5.400 euros; por su lado, VOX pedía 4 años y ocho meses de prisión por delitos de odio, desórdenes públicos, provocación y apología del delito, su inhabilitación y una indemnización económica de diez.000 euros.

El Juzgado de lo Penal número 3 de Zaragoza ha esgrimido, en su sentencia, que la cuestión "no es si estas expresiones son aproximadamente agraciadas o propias de un gerente público, sino más bien si son constitutivas de delito y meritan reproche penal, siendo la contestación negativa".

"La compromiso penal del acusado no viene cierta por la mayor o menor gravedad de los altercados de Vallecas, sino más bien por el contenido de las expresiones vertidas en la comunidad y, al fin y al cabo, si esta leyenda forma alegato de odio y crea un peligro aproximadamente preciso para recursos jurídicos protegidos y para la seguridad popular de los conjuntos", añade el archivo jurídico.

Sobre el delito de incitación al odio, la sentencia ha estimado que lo ocurrido en la Comisión de Presidencia del Ayuntamiento de Zaragoza, "no suponen una incitación directa a la crueldad o el odio", sabiendo "nuestro tenor de los términos usados y su interpretación así, siendo expresiones neutras" y "no van acompañadas de insultos, ni expresiones vejatorias, no quieren la desaparición o un mal físico, ni pide la realización por el receptor de acción alguna", aparte de que se generaron "en un ámbito prácticamente privado, sin mayor trascendencia".

Esta determinación se sostiene en la declaración del representante de VOX en el Ayuntamiento de Zaragoza, Julio Calvo, quien declaró en calidad de testigo, aseverando que la Comisión "se hace a puerta clausurada o con muy poca asistencia, achicada a un círculo de doce personas, que son las que ven esas intervenciones y al día después no tuvo influencia en la prensa".

Asimismo, el fallo añade que la "escasa entidad" de la expresión vertida es resultado de la actitud de los presentes en la citada Comisión, según se ha podido revisar asimismo en la reproducción de la grabación a lo largo del juicio, "en tanto que no hubo ni solo una exhibe de reprobación o protesta por la intervención del acusado".

Por eso, el veredicto judicial concluye que, sabiendo todas y cada una de las votaciones efectuadas, "el mensaje objeto de enjuiciamiento no reúne la entidad bastante para merecer reproche penal y estimando que el partido querellante no es sujeto pasivo del delito, merecedor de esa particular protección, se dicta sentencia absolviendo al acusado por el delito encausado" de incitación al odio.

Por otra sección, y sobre la imputación al acusado de la comisión de un delito de difusión pública de consignas o mensajes para cometer los delitos, la resolución recopila que, con relación al mensaje que se enjuicia, "la sentencia ha de ser absolutoria", puesto que hablamos de un único mensaje que expresa un deseo, con términos neutros, carente de crueldad verbal y de cualquier referencia expresa a plan, organización o ejecución de actos específicos.

"El mensaje no reúne aptitud bastante para incitar de forma directa a la comisión de los desórdenes públicos", concluye el coche judicial. Contra esta sentencia cabe recurso frente a la Audiencia Provincial de Zaragoza en un período de diez días.

Más información

Un juzgado de Zaragoza exculpa al concejal de ZeC Alberto Cubero por sus afirmaciones contra VOX

Noticias de hoy más vistas