• miércoles 30 de noviembre del 2022
728 x 90

UGT Aragón descubre hasta septiembre 62 víctimas de explotación laboral, 21 mucho más que en 2021

img

ZARAGOZA, 17 Oct.

UGT Aragón ha detectado este año, desde enero y hasta el 30 de septiembre, un total de 62 víctimas de 36 casos de explotación laboral, un número que va en incremento en comparación con años precedentes, en tanto que en este período temporal, en 2021, se identificaron 41 víctimas que proceden de 26 casos.

En el marco de la celebración, el 18 de octubre, del Día Europeo contra la Trata de humanos, UGT Aragón ha anunciado este lunes el informe 'Explotación laboral: una situación persistente en Aragón' a causa de la tarea que efectúa el sindicato en este ámbito y la detección de distintas casos en la red social autónoma.

La asesora de Formación y Empleo de UGT Aragón, Pura Huerta, ha señalado en rueda de prensa que desde el sindicato cada vez tienen la capacidad de advertir mucho más casos. El propósito de UGT, dijo, es visibilizar esta situación, controlar a esos colectivos en los que se descubre que hay una mayor incidencia de caer en esta situación y proponer resoluciones para terminar con esta "lacra".

El responsable del Departamento de Migraciones de UGT Aragón, Antonio Ranera, expresó que la explotación laboral en Aragón, es "una situación persistente", en tanto que las causas que la nutren son "estructurales", como son el incremento de la desigualdad, de la exclusión popular, y de la pobreza.

Ranera ha detallado que esas personas migrantes en situación irregular y parte de los usados familiares suponen en la red social aragonesa los primordiales conjuntos representativos a nivel cuantitativo de la explotación laboral.

Según el último informe anunciado por la Organización Internacional del Trabajo, el 42 por ciento de las víctimas del trabajo obligatorio son mujeres y pequeños. Esta situación perjudica no solo perjudica a los países en vías de avance sino más bien asimismo a esos asimismo con crecientes escenarios de confort, dijo Ranera.

Las personas migrantes forman un colectivo singularmente proclive a transformarse en víctimas del trabajo obligatorio, ha manifestado el responsable del Departamento de Migraciones de UGT Aragón.

Ranera especificó que las maneras de explotación que usan los explotadores tienen relación con faltas de sueldos, buscar a las víctimas entre personas que están en situación de exclusión popular, las amenazas y las multas o coartes. La pandemia de la COVID-19, las guerras y la crisis climática se convirtieron en "elementos catalizadores" del trabajo obligatorio.

Desde UGT Aragón trabajan en tres ejes escenciales, como son la optimización de la detección por medio de la capacitación a encargados sindicales, a personas de entidades sociales y también instituciones que trabajan de manera directa con personas en situación de exclusión popular. También efectúan una tarea de coordinación con Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, aparte de entidades y gestiones. Y en tercer rincón, desde el sindicato desarrollan una tarea de acompañamiento y acompañamiento a las víctimas, ha contado Ranera.

Desde la primera oportunidad que se realizó este estudio en 2018 hasta este año, las cantidades han incrementado de manera exponencial tanto en el número de víctimas como en el de casos, que pasaron de 13 a 62, y de 8 a 36, respectivamente.

En este sentido, Ranera expresó que las causas de este aumento en las cantidades guardan relación con la persistencia de las causas estructurales que motivan este suceso, aparte de con el trabajo continuado del sindicato, que tiene una mayor red de acompañamiento y detección, y con una progresiva pérdida del temor a denunciar fruto del acompañamiento que reciben las víctimas desde UGT por medio de diferentes servicios como su asesoría jurídica.

El responsable del Departamento de Migraciones de UGT Aragón, explicó que los datos recogidos en este informe con el paso del tiempo han tolerado entablar un perfil de estas víctimas.

En primer sitio, se ha percibido una mayor feminización en Aragón de la explotación laboral. Las mujeres representan mucho más la mitad de las víctimas con un considerable aumento, de 20 a 35, respecto al año pasado.

En relación a la nacionalidad, la gente que vienen de la Unión Europea y de Centroamérica y Sudamérica suman el 76 por ciento del total de víctimas detectadas. El incremento de víctimas de la Unión Europea debe ver con las situaciones de explotación laboral detectados en el campo agrícola, al tiempo que las víctimas que proceden de América lo eran en los ámbitos del trabajo familiar y de cuidados y en la hostelería.

Asimismo, el 50 por ciento de las víctimas están en la franja de edad comprendida entre los 18 y los 35 años, y el 90 por ciento tiene menos de 54 años.

Respecto a la situación administrativa en el instante de asistir al servicio de asistencia de UGT, el 31 por ciento de las víctimas detectadas estaban en situación irregular, si bien las siete sobrantes estaban en situación regular, "lo que quiere decir que es la pobreza, al desigualdad y la exclusión popular el motor más esencial que hacen que las víctimas caigan en la explotación laboral", ha esgrimido Ranera.

En el informe del año vigente, resaltan la agricultura y la ganadería; la hostelería; y el trabajo familiar y de precaución, como los tres ámbitos económicos con mayor prevalencia de la explotación laboral en Aragón, sumando el 88 por ciento del total de víctimas detectadas.

La provincia donde mucho más se detectaron este género de delitos es Zaragoza con 31 casos, al tiempo que en Huesca se detectaron 5. En cuanto a la tipología de explotación laboral, Ranera ha detallado que esta se específica en sueldos bajo convenio o inexistencia de exactamente los mismos, sepa de contrato o incumplimiento de las condiciones del mismo.

"La cara mucho más dura de la exclavitud del siglo XXI del trabajo obligatorio es la usada del hogar interna, frecuentemente sin papeles y sin contrato, que trabaja 24 h cada día, siete días por semana, sin vacaciones y sin festivos", ha asegurado.

Ranera ha destacado que, para terminar con la explotación laboral en la red social aragonesa, UGT ha planteado que se fortalezcan los ámbitos de coordinación en la pelea contra la explotación laboral para hallar una optimización en la detección.

Además de una evaluación de los elementos que ya están, el diseño de un plan de capacitación para todos y cada uno de los agentes que están en contacto con estas probables víctimas. También propuso valorar si se está teniendo en cuenta a la víctima como eje central de la investigación.

En el ámbito nacional, Ranera ha valorado como "completamente urgente y preciso" aprobar una Ley Integral contra la trata de seres en sus formas y desarrollar el Plan de Acción Nacional contra el Trabajo Forzoso, y que se integre el empleo familiar y agrario en el Régimen General de la Seguridad Popular.

Más información

UGT Aragón descubre hasta septiembre 62 víctimas de explotación laboral, 21 mucho más que en 2021

Noticias de hoy más vistas