Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Subida de tarifas municipales en Zaragoza para el año 2024.

Subida de tarifas municipales en Zaragoza para el año 2024.

ZARAGOZA, 1 Ene. - Como es habitual al comienzo de cada año, el 1 de enero se realizan ajustes en varios tributos y tarifas municipales en Zaragoza. Esto significa que los zaragozanos pagarán más por el transporte público, el agua y la recogida de basuras. Sin embargo, el equipo de gobierno argumenta que la capital aragonesa tiene "la menor presión fiscal entre las grandes capitales".

El Gobierno de Zaragoza ha acordado aumentar el precio del trayecto en autobús con tarjeta, el método más utilizado por los usuarios, en 2 céntimos, lo que lo llevará a costar 0,43 euros. Además, el billete sencillo pasará de costar 1,40 euros a 1,60 euros; el abono mensual tendrá un precio de 22,50 euros; el trimestral, 59 euros; y el anual, 202,50 euros.

Por otro lado, el Gobierno de la ciudad también ha decidido extender las bonificaciones de las tarifas durante todo el año 2024, lo que permitirá reducir a la mitad el precio de todos estos servicios, excepto el billete sencillo. El Ayuntamiento aplicará una bonificación del 20% y el Gobierno central del 30% en estas tarifas.

La Comisión de Hacienda y Fondos Europeos del Ayuntamiento de Zaragoza ha aprobado definitivamente las ordenanzas fiscales de 2024 y ahora serán llevadas al Pleno. Con estas ordenanzas, la ciudad se consolida como una referencia a nivel nacional por tener la menor presión fiscal entre las grandes capitales.

En cuanto a las tasas medioambientales, se han actualizado los tributos relacionados con la recogida y tratamiento de residuos y el ciclo integral del agua.

Desde el Ayuntamiento argumentan que el nuevo impuesto establecido por la Ley 7/2022 de Residuos y Suelos Contaminados exige trasladar los costos de recogida y tratamiento, lo que lleva a un aumento en el servicio, estimado en un promedio de 16 euros por hogar al año. Por lo tanto, el Ayuntamiento está obligado a ajustar el desequilibrio según la normativa estatal vigente impulsada por el Gobierno de España.

Además, señalan que estas tasas no se actualizaban desde hace una década, por lo que hay un déficit relacionado principalmente con el aumento de los costos de energía, suministros, materiales y personal.

Sin embargo, el Gobierno de Zaragoza ha anunciado que esta actualización se llevará a cabo de manera progresiva, garantizando la sostenibilidad de las tasas medioambientales y cumpliendo con la obligación legal de equilibrar los ingresos con el costo real de estos servicios. Se aplicarán bonificaciones correspondientes para minimizar su impacto en las economías domésticas, especialmente en los hogares vulnerables.

Por otro lado, en 2024, Zaragoza mantendrá los impuestos sobre bienes inmuebles (IBI) al mínimo legal y las bonificaciones establecidas en los últimos años en otros impuestos como la plusvalía, el impuesto de actividades económicas (IAE), el impuesto de circulación y el impuesto de construcciones, instalaciones y obras (ICIO).

En resumen, la carga fiscal en Zaragoza por estos cinco impuestos locales es de 360 euros por habitante al año, por debajo de ciudades como Sevilla (402 euros), Valencia (418 euros), Barcelona (560 euros) y Madrid (623 euros).

En cuanto al recibo de recogida y tratamiento de residuos, el aumento significará una variación promedio de aproximadamente 16 euros al año por hogar. Las familias de hasta cuatro miembros con ingresos inferiores a 16.900 euros seguirán teniendo una bonificación del 100% en el recibo, por lo que no pagarán nada.

Los hogares de hasta cinco miembros con ingresos inferiores a 22.000 euros mantendrán una bonificación del 50%, por lo que la variación promedio en el recibo será de aproximadamente 8 euros al año.

En el caso de las familias de hasta cinco miembros con ingresos de hasta 24.200 euros, la bonificación será del 12,4%, lo que significa una variación promedio en el recibo de alrededor de 14 euros al año. En todos los casos, el límite de ingresos se incrementa en un 25% por cada miembro adicional de la familia.

En cuanto al recibo del ciclo integral del agua, el aumento se aplicará principalmente a la tarifa variable del recibo y en menor medida a la tarifa fija, con el objetivo de incentivar el uso responsable y el ahorro de agua. Se estima que la variación promedio será de menos de 13 euros para un hogar de tres personas y de alrededor de 16 euros para un hogar de cuatro personas.

En este caso, las familias con ingresos inferiores a 16.900 euros tendrán una bonificación del 73%, por lo que el aumento medio no superará los 3 euros al año. Los hogares con ingresos inferiores a 22.000 euros seguirán teniendo una bonificación del 50%, lo que significa una variación promedio en el recibo de alrededor de 6 euros al año.

La tasa de ocupación de vía pública para terrazas se ha actualizado con el objetivo de fomentar la instalación de terrazas que tengan menos impacto en la movilidad peatonal y en el estacionamiento de vehículos, así como para compensar una parte de los ingresos municipales relacionados con las plazas de estacionamiento regulado ocupadas por esos establecimientos.

Además, las ordenanzas fiscales de 2024 incluyen una nueva bonificación en el ICIO para personas mayores de 70 años que reemplacen su bañera por una ducha, con el objetivo de fomentar estas reformas destinadas a mejorar la accesibilidad del edificio y la calidad de vida de estas personas.

Esta bonificación es compatible con las ayudas de Zaragoza Vivienda para este tipo de proyectos, las cuales están dotadas con más de 516.000 euros y han beneficiado a 169 personas.

Finalmente, las Ordenanzas de 2024 mantienen los precios públicos de las piscinas municipales y las escuelas infantiles por otro año más. En ambos casos, son servicios públicos de gran importancia social, reconocidos por su alta calidad y con tarifas muy asequibles.

En el caso de las escuelas infantiles, se mantienen las tarifas diferenciadas según los ingresos y se ofrece gratuidad para las familias con ingresos de hasta 314 euros por persona.

Las piscinas municipales, además de mantener precios populares para toda la población, mantienen bonificaciones para jóvenes, personas mayores, familias con pocos recursos, familias numerosas y personas con discapacidad.