Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Semana Santa en 10 municipios de Zaragoza atrae interés turístico.

Semana Santa en 10 municipios de Zaragoza atrae interés turístico.

La celebración de la Semana Santa es uno de los momentos más esperados en muchos pueblos de la provincia de Zaragoza. Más allá de la devoción religiosa, esta festividad se caracteriza por la mezcla de tradición, costumbre y gastronomía, formando parte de la identidad de los habitantes y atrayendo a visitantes de todas partes. En diez municipios zaragozanos, estas celebraciones han sido declaradas Fiesta de Interés Turístico de Aragón, destacando también la capital que cuenta con el reconocimiento de Interés Turístico Internacional.

Las calles de Ateca, Ariza, Calatayud, Caspe, Ejea de los Caballeros, Pinseque, Tarazona, Tauste, Torrijo de la Cañada y Used se llenarán de fervor los próximos días, con procesiones y celebraciones que incluyen cofradías, pasos, tambores y túnicas. Cada localidad tiene sus propias tradiciones que atraen a numerosos espectadores durante esta Semana Santa.

Por ejemplo, en Ateca, la celebración de esta festividad se remonta al siglo XVI y destaca la procesión del Santo Entierro, una tradición que reúne a más de 40 escenas bíblicas en las calles del pueblo. Otros municipios como Ariza, Calatayud, Caspe o Ejea de los Caballeros también ofrecen actos únicos y representativos de esta festividad.

En Ariza, la Bajada del Ángel es una tradición única en Aragón que se remonta a 1902. Se trata de un emotivo acto en el que un ángel recita una poesía para anunciar la resurrección de Jesús a la Virgen. Por otro lado, en Calatayud, la Semana Santa se caracteriza por la procesión del Santo Entierro, una antiquísima tradición que data del siglo XV y que reúne a numerosos pasos procesionales y personajes bíblicos.

En localidades como Caspe, la Semana Santa recuerda a las celebraciones castellanas, con estrictos protocolos y cofradías que datan de décadas pasadas. Por otro lado, en Ejea de los Caballeros, esta festividad es reconocida por su originalidad y diversidad, con la participación de cofrades y hermandades que mantienen viva la tradición desde el siglo XVI.

En Pinseque, la Semana Santa destaca por la presencia de jóvenes ataviados como soldados romanos que custodian el Cristo Yacente, mientras que en Tarazona se destacan las procesiones y pasos procesionales que recorren las calles de la ciudad. En Tauste, la Semana Santa cuenta con diversas tradiciones únicas que la diferencian de otras celebraciones.

Finalmente, en Torrijo de la Cañada, la representación de la Pasión y la crucifixión del Cristo articulado son momentos destacados de esta festividad, que ha sido reconocida como Fiesta de Interés Turístico Regional. Y en Used, las procesiones han regresado con fuerza, atrayendo a visitantes de todas partes y siendo declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón en 2017.