Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Según la CHE, la situación del agua en la Cuenca del Ebro se mantiene estable.

Según la CHE, la situación del agua en la Cuenca del Ebro se mantiene estable.

La Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha informado que no se esperan cambios significativos en la situación hidrológica de la cuenca. En general, se prevé que los caudales se mantengan relativamente estables o disminuyan ligeramente, manteniéndose entre los 600 y 700 metros cúbicos por segundo en el tramo bajo.

En algunos ríos, los caudales se mantendrán por encima de lo habitual debido a vertidos controlados desde embalses como Alloz, Eugi, Mansilla, Ullívarri, Itoiz y Yesa. Esta medida se toma para la gestión de los resguardos actuales ante posibles situaciones hidrológicas adversas en el futuro cercano, según el organismo regulador.

En las últimas 48 horas, se registraron lluvias débiles a moderadas en las cuencas altas del Arga, Aragón y Gállego, sin superar los 20 litros por metro cuadrado en general. En otras zonas, no hubo precipitaciones o fueron muy leves, con la cota de nieve situada entre 800 y 1200 metros.

La falta de precipitaciones importantes en las últimas horas y las bajas temperaturas están contribuyendo a mantener los caudales de los ríos estables o ligeramente decrecientes.

Por último, la CHE ha destacado que aguas abajo del embalse de Flix (Tarragona), el caudal vertido se ha estabilizado en alrededor de 800 metros cúbicos por segundo.