• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

Ocho de cada diez hogares aragoneses tienen conexión fija ultrarrápida a Internet

img

ZARAGOZA, 12 Jul.

El 77,62 por ciento de los hogares aragoneses tienen conexión fija ultrarrápida a Internet, según el Informe de Cobertura de Banda Ancha en España 2021, que ha anunciado el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. La previsión de desarrollo es de sobra de diez puntos porcentuales.

Por primera oportunidad, se emplea una metodología mucho más precisa, que toma como referencia calles y portales en lugar de la entidad singular de población, dado los altos escenarios de cobertura logrados y la necesidad de conseguir datos con mayor granularidad.

En total, los datos en Aragón lanzan mucho más de 628.000 casas
cubiertas con banda ancha ultrarrápida de por lo menos cien Mbps. Las cantidades del estudio señalan que el despliegue de infraestructuras de redes fijas ultrarrápidas prosigue extendiéndose por el territorio nacional, donde prácticamente el 90% casas tenían esta conexión, con una previsión global del 94,19% en 2023.

El 88,3% del territorio nacional tenía cobertura de cuando menos cien Mbps --con redes FTTH, HFC o cable coaxial-- a fines de junio del año pasado. En las áreas despobladas, el 70% casas disponía de cobertura ultrarrápida en el mes de junio de 2021.

Desde 2018, el Gobierno ha invertido 655 millones de euros en ayudas que han movilizado 1.120 millones de inversión privada, lo que permitió dotar de cobertura en banda ancha ultrarrápida a 4 millones de casas.

En el ámbito de las redes de altas habilidades, la brecha digital sigue reduciéndose --en 5,4 puntos porcentuales en el último año--, pese a los efectos producidos por la pandemia. El gap --la diferencia entre cobertura en áreas despobladas y total-- se ha achicado a la mitad en los últimos 4 años, pasando de 42 puntos porcentuales a solo 20.

Estos datos afirman los efectos del impulso agregada que aceleró las ayudas desde 2018, para impulsar el despliegue de la banda ancha en España con particular atención a las áreas despobladas. La proyección efectuada en el informe apunta que esa brecha va a quedar bajo diez puntos porcentuales en 2023 y va a desaparecer completamente a fines de 2025.

El Programa UNICO Banda Ancha, adjuntado con el software antecesor PEBA, permitió fomentar actuaciones en todo el territorio para estrechar la brecha digital, fijar población en áreas despobladas, ayudar a su avance y crear una sociedad mucho más unida.

Destaca la continuada reducción del gap que es de solo 20 puntos, acercándose al cumplimiento del propósito predeterminado en la Agenda España Digital: cien% de la población con cobertura cien Mbps en cualquier una parte del territorio.

En esta época, la brecha se ha cerrado prácticamente absolutamente en la cobertura de banda ancha de 30 Mbps. Las cantidades del informe ahora señalan a que el 96,2% de las casas tenía conectividad de 30 Mbps en España. En las áreas despobladas, era del 91,2%.

El informe de forma anual asimismo resalta los datos de la cobertura móvil inteligente 4G, que consigue prácticamente el cien% de la población tanto en el ámbito urbano (99,91%) como en el rural (99,6%), si bien persisten ciertas zonas de sombra en unas partes del territorio.

La mayoría de las inversiones en banda ancha móvil inteligente se concentraron en el despliegue de las infraestructuras 5G, cuyo índice de penetración se ha multiplicado por cinco en el último año, hasta lograr el 59% de la población a través de diferentes resoluciones tecnológicas. La cobertura 5G a través de las bandas prioritarias (New Radio) se situó en el 33,53% en el primer mes del verano de 2021.

De acuerdo con la Agenda España Digital, el propósito es lograr una cobertura en redes móviles inteligentes 5G del 75% de la población para 2025. El Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia prevé inversiones de 1.500 millones de euros para el impulso a esta tecnología disruptiva.

En la elaboración del 'Informe de cobertura de banda ancha en España 2021' se ha usado por vez primera una metodología que toma como referencia la parcela catastral --calles y portales-- en lugar de la entidad singular de población, dados los altos escenarios de cobertura logrados y la necesidad de tener datos con mayor granularidad. De este modo se logra una identificación mucho más precisa de aquellas zonas que no tienen cobertura de redes de banda ancha y en consecuencia tienen la posibilidad de ser susceptibles de recibir ayudas para su despliegue.

Esta metodología que emplea datos georreferenciados es además de esto una
recomendación del Organismo de Reguladores Europeos de Comunicaciones
Electrónicas-ORECE- (BEREC, por sus iniciales en inglés).

También, por vez primera, se tomó como fuente de información los datos del catastro de agosto de 2020 y no las estimaciones del INE como se venía haciendo hasta la actualidad. Esto ha favorecido una aproximación mucho más acertada en relación a las casas en España.

Este cambio hizo que afloren mucho más casas --cerca de 225.000 en todo el país-- de las en un inicio estimadas y que servían de referencia para el cálculo de las ratios en los reportes precedentes.

Más información

Ocho de cada diez hogares aragoneses tienen conexión fija ultrarrápida a Internet