Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Nuevos agentes policiales en Aragón son entrenados en el uso de pistolas Taser

Nuevos agentes policiales en Aragón son entrenados en el uso de pistolas Taser

Doce nuevos agentes de la Policía Nacional en Zaragoza han concluido este viernes la formación sobre el uso y manejo de pistolas Taser. Se trata de unos dispositivos eléctricos de inmovilización que preservan tanto la seguridad de los agentes en una intervención, como la de los atacantes, puesto que no es letal. Se suman a los 32 efectivos que han sido instruidos.

El delegado del Gobierno en Aragón, Fernando Beltrán, ha presidido el acto de clausura de estas jornadas formativas de esta segunda edición, y ha subrayado que "forman parte de un plan genérico de formación y de dotación de mejores medios a los miembros de la Policía Nacional". La parte práctica del curso ha tenido lugar en la comisaría de Distrito Arrabal, donde se ha llevado a cabo una demostración por uno de los agentes.

Estos dispositivos se utilizan cuando el agresor "está fuera de sí", atacando a otras personas y es imprescindible tener que realizar una reducción o inmovilización. Al usar una pistola Taser, "se preserva la seguridad y la integridad física de los agentes, la de los atacantes y, por supuesto, la de los ciudadanos, que son los que no tienen que recibir ningún tipo de lesión", ha aclarado Beltrán.

Por su parte, el jefe superior de Policía de Aragón, Florentino Marín, ha justificado que en este curso "solo" han recibido instrucción doce agentes porque "es una formación muy específica e intensiva". En total, 44 agentes de diferentes unidades de la Jefatura Superior de Policía de Aragón están preparados para poder portar y hacer uso de estos dispositivos, "una cifra importante", ha indicado.

La pistola Taser provoca una inmovilización muscular de la persona que sufre la descarga y es un medio intermedio de actuación entre la defensa personal con la que cuentan los policías, y el arma reglamentaria. Además, el dispositivo dispone de una cámara que graba toda la actuación policial, imágenes que quedan a disposición de la autoridad judicial por si el algún momento las necesitara.

El jefe superior de Policía de Aragón ha señalado que en la actualidad hay en funcionamiento doce pistolas Taser en vehículos policiales, y pronto se van a recibir nueve más. "Lo que es requisito imprescindible, y está perfectamente gestionado, es que el agente que utiliza el dispositivo, tiene la preparación para usarla", ha apostillado Florentino Marín.

Antes de salir de servicio, se lleva a cabo un control rutinario en el que se comprueba que el dispositivo funciona de manera correcta verificando los dos punteros láser. A continuación, se realiza una pequeña descarga de cinco segundos de duración para chequear que salta el arco y funcionan la linterna y el dial. En esta maniobra específica no se activa la cámara.

El arma cuenta con todas las garantías judiciales y, en el caso de que el agente en cuestión tenga que utilizar la pistola Taser, la cámara comenzaría a almacenar en la memoria los 30 segundos previos grabados así como todo lo que suceda después. Esta cámara la portan los agentes en el pecho y si en un radio de 50 metros hay otro agente con cámara, ésta también se activaría.

La formación y el perfeccionamiento de los agentes de la Policía Nacional es uno de los pilares fundamentales de la institución de cara a potenciar una policía actualizada y capacitada para el desempeño de sus funciones, ha añadido el delegado del Gobierno en Aragón.

Se trata de una formación constante que se imparte tanto a nivel central, como a nivel periférico en las que las Delegaciones de Formación y Perfeccionamiento trabajan durante todo el año, ofertando a los agentes cursos especializados en las diferentes labores operativas y de gestión, que se pueden encontrar dentro de la Dirección General de la Policía.

Además de los cursos presenciales, existe una amplia variedad de cursos que pueden realizarse online y que posibilitan adaptar la formación y la conciliación del personal policial.

Como prueba de ello, durante esta semana, cuarenta nuevos agentes han recibido en las instalaciones deportivas policiales ubicadas en la calle zaragozana General Mayandía, el Sexto Curso anual de formación sobre el uso del bastón policial extensible.