• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

Margarita Robles agradece al IV Batallón de la UME su efectividad a lo largo de los incendios del ya transcurrido mes de junio

img

ZARAGOZA, 8 Jul.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha visitado este viernes la ciudad más importante aragonesa para agradecer en lo personal a los integrantes del Cuarto Batallón de Intervención de Emergencias --BIEM IV-- de la Unidad Militar de Emergencias (UME) el trabajo que realizaron a lo largo de este mes de junio que tuvo un nivel de incendios "muy alarmante", y ha remarcado la "efectividad" y el nivel de coordinación con otras comunidades autónomas en la extinción de ocho incendios en "condiciones muy peligrosas".

Robles fué recibida por la encargada del Gobierno en Aragón, Rosa María Serrano, en esta visita que ha realizado para entender el despliegue del batallón en la presente campaña de Lucha contra Incendios Forestales (LCIF) 2022.

En la Base Aérea de Zaragoza fué recibida por el jefe de la base, general de brigada del Ejército del Aire Santiago Ibarreta, y el jefe del BIEM IV, teniente coronel del Ejército de Tierra, Manuel Montero.

La ministra pudo charlar con los efectivos del batallón que participaron en las trabajos de extinción, enfrentándose a varios focos, a las elevadas temperaturas o al viento, que complicaron las tareas. También les ha preguntado por la función de los drones en la extinción de incendios, algo que es fundamental para combatirlos durante la noche, puesto que se puede observar si están o no activos por medio de cámaras térmicas.

Robles expresó que este junio fué "un mes muy alarmante", en tanto que entre otros muchos componentes, la predominación del cambio climático, ha causado un alto nivel de incendios.

La titular de Defensa ha recalcado que el Cuarto Batallón trabajó para extinguir los incendios de Aragón y ha cooperado asimismo con Navarra y Cataluña, "siempre y en todo momento con una enorme experiencia". Se ha referido a este conjunto como "los aragoneses y los españoles del año".

Siempre que hay una urgencia está presente la UME, ha asegurado la ministra, al tiempo que hizo hincapié en la importancia del trabajo que realizan estos militares "en íntima colaboración" con todos y cada uno de los equipos de urgencia. "En el momento en que hay un incendio y llega la UME, la multitud descansa considerablemente más sosegada".

Margarita Robles ha pedido a los integrantes del Cuarto Batallón que "se cuiden bastante", puesto que probablemente como es frecuente en esta época sea "un verano de peligros".

"Es un orgullo y una satisfacción para los ciudadanos españoles las fuerzas armadas por norma general, pero singularmente en las ocasiones de urgencia", ha reiterado.

El jefe del IV Batallón de la UME en Aragón, Cataluña, Navarra, La Rioja y el País Vasco, Manuel Montero, hizo un cómputo de las intervenciones llevadas a cabo entre el 15 y el 21 de junio en los incendios de Liédena, Legarda, Arguedas-Valtierra y Lerga-Eslava-Ayesa --en Navarra--, Artesa de Segre y Castellar de la Ribera --en Cataluña-- y Nonaspe y Báguena-Castejón de Tornos en Aragón.

El teniente coronel Montero ha subrayado que el batallón debió llegar a confrontar hasta a 4 incendios en diferentes localidades al unísono.

Respecto al incendio de Liédena explicó que fue una intervención "dificultosa", en tanto que la Sierra de Leyre es una región muy escarpada y con una enorme consistencia de árboles, y alterables condiciones meteorológicas pero la colaboración con los servicios de Navarra fue "inusual".

Montero ha señalado en especial el incendio de Lerga-Eslava-Ayesa, puesto que fue al incendio al que mucho más efectivos debieron asistir, un total de 335 bomberos y de 108 medios. Se contó con la colaboración de los bomberos de la Diputación de Zaragoza, del consistorio zaragocí y de los de La Rioja y el País Vasco.

Manuel Montero ha considerado primordial la intervención de los medios aéreos para lograr combatir contra el fuego en los diferentes incendios.

La UME desplegó a lo largo de los incendios de este ya transcurrido mes de junio un total de 919 efectivos y de 308 medios de extinción en las localidades de Teruel, Navarra, Zaragoza, Zamora, Lleida y Castellón.

En estos operativos han intervenido los cinco Batallones de Intervención de Emergencias (BIEMs), que contaron con el acompañamiento del Grupo 43, del Ejército del Aire y del Batallón de Helicópteros de Emergencia (BHELEME II), del Ejército de Tierra.

Por su parte, el BIEM IV cooperó entre el 15 y el 21 de junio, en los nueve incendios que se generaron en su región de actuación para los que se requirieron 713 militarres y 134 medios.

Las primordiales habilidades de la UME son la pelea contra incendios forestales, tormentas invernales serveras, crecidas de agua, entre otros muchos fenómenos meteorológicos. Además, de formar parte apoyando a la población civil en catastrofes naturales, urgencias provocadas por peligros tecnológicos o atentados terrorristas.

Entre las habilidades mucho más concretas de esta unidad están la búsqueda y salve de personas en ocasiones complicadas como nevadas, terremotos o espacios recluídos. El BIEM IV tiene un aparato experto en la búsqueda y salve en montaña.

La UME ayuda a la campaña estatal de LCIF de 2022 con 1.400 militares en ataque directo al fuego y 1.500 en funcionalidades de acompañamiento logístico. Este dispositivo, que continuará activo hasta el próximo 31 de octubre, incluye asimismo los medios aéreos del Grupo 43 del ejército del Aire.

De este modo, la UME se integra un año mucho más en la contestación del Estado frente urgencias derivadas de este género de catástrofes, haciendo más fuerte la acción que forma parte a las comunidades autónomas. Para ello la unidad tiene 30 módulos de LCIF terrestre, delegados entre los BIEMs, el Regimiento de Apoyo y también Intervención en Emergencias (RAIEM) y el Batallón de Transmisiones (BTUME).

Esta unidad está en especial dispuesta para accionar en catástrofes y enormes urgencias tanto en España como fuera de ella, y desde su creación en 2005, participó al lado de otras instituciones y organismos en mucho más de 600 metas, como una parte del Sistema Nacional de Protección Civil.

Acto seguido, la ministra de Defensa, Margarita Robles, se ha alejado al Hospital General de la Defensa de Zaragoza para comprender de primera mano la evolución de los combatientes ucranianos que se están recobrando en estas instalaciones.

Allí ha subrayado que desde su última visita, el pasado 1 de junio, a este centro hospitalario llegaron nuevos combatientes, todos ellos son "realmente bien atendidos" y tienen lesiones y unas amputaciones "muy graves".

Robles ha movido su intención de estimar estar en contacto con ellos pues "lo pasan mal" pero están "muy agradecidos" por la asistencia que se les está prestando.

En este sentido, ha recalcado "la solidaridad de España" y, en este caso específico, "de todo Aragón" con estas personas que viven las "horribles" secuelas de la guerra de Ucrania.

Más información

Margarita Robles agradece al IV Batallón de la UME su efectividad a lo largo de los incendios del ya transcurrido mes de junio