Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Los tambores retumban en la "Rompida de la Hora" de Calanda en un día soleado

Los tambores retumban en la

En pleno día soleado en Calanda, el estruendo de los tambores y bombos ha resonado en la 'Rompida de la Hora', llenando la plaza de España de esta localidad turolense con el morado intenso de las túnicas de los cofrades.

La tradición se ha cumplido puntualmente a las 12:00 horas, con todos los cofrades atentos a la señal del alcalde, quien con la vara de mando en mano ha dado inicio al evento.

El director de cine y guionista zaragozano Ignacio García Velilla ha sido el invitado especial este año, golpeando con fuerza el bombo de 1973 en la plaza de España en un movimiento sincronizado con los demás cofrades.

Durante siete minutos, ha permanecido frente al bombo sintiendo la intensidad de cada golpe, para luego girarse, saludar y tomarse fotos con el público emocionado.

La Semana Santa de Calanda ha sido reconocida de Interés Turístico en Aragón desde 2001 y Fiesta de Interés Nacional desde 2004, atrayendo a miles de personas cada año.

La 'Rompida de la Hora' es una tradición única en Calanda, marcando el Viernes Santo con el estruendo de miles de tambores y bombos a las 12:00 horas, con un significado simbólico de la muerte de Cristo.

Otros municipios de la Ruta del Tambor y el Bombo celebran este evento a la medianoche del Viernes Santo, pero solo Calanda lo hace al mediodía.

Hace dos años se inauguró una escultura en honor al cineasta calandino Luis Buñuel, un gran promotor de la 'Rompida de la Hora', que refleja su pasión por esta celebración en su localidad natal.

La escultura en bronce, realizada por el escultor Daniel Elena, muestra a Buñuel tocando el tambor con una altura de 1,71 metros, inspirada en una foto del cineasta durante esta festividad.