Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

Los estegosaurios se desplazaban en manadas, según estudio en El Castellar.

Los estegosaurios se desplazaban en manadas, según estudio en El Castellar.

Un fascinante estudio llevado a cabo por la Fundación Dinópolis ha permitido adentrarnos en el mundo de los estegosaurios, dinosaurios herbívoros que se caracterizaban por sus placas o púas a lo largo de su columna vertebral y caminaban en cuatro patas.

Este estudio ha analizado huellas fósiles de estegosaurios encontradas en 8 yacimientos en la provincia de Teruel, que ahora constituyen la base de datos más grande del mundo sobre este tipo de huellas.

Estos yacimientos se encuentran en los municipios de Ababuj, Aguilar del Alfambra, El Castellar, Galve, La Puebla Valverde y Formiche Alto, y las huellas estudiadas conocidas como Deltapodus por su forma peculiar.

En 2010, un hallazgo en el yacimiento El Castellar marcó un antes y un después en el conocimiento de estas huellas, identificando un rastro de 23 metros de largo que llevó a la definición de un nuevo tipo de huella: Deltapodus ibericus.

Este nuevo estudio ha analizado individualmente 86 huellas de estegosaurios, profundizando en su comportamiento gregario y confirmando que caminaban en la misma dirección y a una velocidad similar.

El paleontólogo Diego Castanera, autor principal del estudio, ha destacado la importancia de la modelización 3D de los yacimientos para identificar las huellas y seguir los pasos de los dinosaurios.

Luis Mampel, coautor del estudio, resaltó el uso de técnicas de escaneo láser y fotogrametría para recabar datos científicos y preservar el patrimonio paleontológico.

Alberto Cobos, director gerente de la Fundación Dinópolis, afirmó que el yacimiento El Castellar es el más importante del mundo en cuanto a huellas de estegosaurios y su relevancia científica.

El estudio, publicado en la revista 'Scientific Reports' del Grupo Nature, lleva por título 'La complejidad del rastreo de estegosaurios y su comportamiento gregario'. Los autores son los paleontólogos de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis, Diego Castanera, Luis Mampel y Alberto Cobos.

Esta investigación forma parte de FOCONTUR, un grupo de investigación financiado por el Gobierno de Aragón, y de la Unidad de Paleontología de Teruel, financiada por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades del Gobierno de España.