• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

Llegan los nuevos inquilinos de las 80 casas sociales deFray Luis Urbano 92 de Zaragoza

img

ZARAGOZA, 2 Sep.

El edificio de 80 casas de Fray Luis Urbano 92, en el distrito zaragocí de Las Fuentes se convirtió en una situación una vez que el alcalde, Jorge Azcón, acompañado por la concejal encargada de Vivienda, Carolina Andreu, hizo distribución de las llaves a los
primeros inquilinos de estas novedosas casas sociales que pasan a ser parte del parque municipal de vivienda gestionado por la sociedad municipal Zaragoza Vivienda.

Del total, 34 casas se adjudican a los solicitantes de alquiler popular de Zaragoza Vivienda entre aquéllos que están jóvenes menores de 35 años, parejas jóvenes con hijos a su cargo y personas mayores.

Hay 26 hospedajes que se distribuyen entre seis entidades sociales --ADISLAF, ATADES, Fundación DFA, Fundación Luis de Azúa, OZANAM y también Ymca-- que gestionarán la estancia de colectivos atacables --personas con discapacidad, asilados, mujeres con hijos, entre otros muchos colectivos--.

El resto, 20 casas, las administra la Fundación "El tranvía" que trabaja con dueños de casas del vecindario de Las Fuentes, mayores de 65 años y con inconvenientes de disponibilidad que cedan su vivienda al programa de alquiler accesible "Arrienda Zaragoza" (ALZA).

El edifico está distribuido en 4 plantas y tiene 80 hospedajes de 1 y 2 cuartos con una área de entre 44,42 y 61,81 m2.

Disponen de salón-cocina, aparatos de iluminación, calefacción por suelo brillante y agua ardiente social. También, de espacios de empleo comunitario como aparcabicis, ludoteca, salón de informática, espacios culturales o zonas de estar.

El precio del arrendamiento fluctúa entre los 246 y los 343 euros por mes a los que se aúnan entre 40 y 55 euros de costos de red social --en dependencia de la área de la vivienda--.

El edificio cumple con pretensiones de disponibilidad en la mayoría del edificio tal como con un prominente de nivel de eficacia energética que disminuye consumos de CO2 mediante calefacción energética A, aislamiento de capacidad y utilización de energía renovable.

El emprendimiento de construcción del edificio de casas en Fray Luis Urbano 92, cuya inversión total sube a 11,7 millones de euros, ha supuesto una reivindicación histórica para los vecinos del vecindario de Las Fuentes.

Tras 20 años paralizado y negado, el emprendimiento de construcción de estas 80 casas sociales tomó forma con la entrada de los primeros inquilinos. A los proyectos que jamás vieron la luz se aúna la paralización de los trabajos de construcción y las reclamaciones por la parte de la adjudicataria en el previo orden.

Con el propósito de retomar los trabajos y también impulsar finalmente el emprendimiento, en el mes de febrero de 2020 el Gobierno de Zaragoza resolvió el acuerdo con la compañía que desarrollaba las proyectos para eludir la vía judicial y mucho más retrasos en el emprendimiento.

Apenas cinco meses después, en el mes de julio de 2020, Zaragoza Vivienda licita de nuevo unas proyectos que se adjudicaron a la compañía Ferrovial y que se hicieron situación con la llegada de los vecinos.

El nuevo edificio de casas de Fray Luis Urbano va a recibir el nombre de Ricardo Millán. Se trata de un vecino del vecindario de Las Fuentes, de 93 años, quien participó activamente, ya hace
2 décadas, a fin de que el emprendimiento se realice situación.

De esta forma, el Ayuntamiento de Zaragoza reconoce su activismo popular y su trabajo por el vecindario de Las Fuentes, marcado por una vida de reivindicación mediante las entidades vecinales.

A estas 80 novedosas casas que se integran al parque municipal de vivienda se aúnan otras 56 cuyos trabajos de construcción o rehabilitación acabarán en los próximos meses y que se incorporarán a las 2.457 casas que en estos instantes administra Zaragoza Vivienda.

Se trata de 36 en el vecindario de La Jota que van a estar listas a fines de 2022 y que se entregarán al Ayuntamiento para su cesión a Zaragoza Vivienda para su administración en alquiler y otras 20 en el ambiente Zamoray-Pignatelli que piensa la rehabilitación de vivienda en el casco Histórico de la región.

Estas cantidades acreditan el interés del presente gobierno de Zaragoza por la rehabilitación y la construcción de vivienda pública a las que hay que sumar el aumento de la partida de cuidado de vivienda, subvenciones al alquiler y rastreo de vecinos en un 63%; la rehabilitación de vivienda pública para prosperar la calidad de vida de sus vecinos; la cesión de 80 casas al área de Acción Social; o la adaptación de la renta de las casas al Índice General de Alquiler de Viviendas y no al IPC.