• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

La Universidad de Zaragoza cierra sus instalaciones del 1 al 15 de agosto para ahorrar energía

img

ZARAGOZA, 31 Jul.

La Universidad de Zaragoza ha pensado cerrar sus instalaciones la primera quincena de agosto, con el propósito de ahorrar consumo energético y efectuar una administración óptima de los espacios, en unas datas en las que la utilización reduce de manera importante.

El gerente de la Universidad, Alberto Gil Costa, explicó que la institución tiene un rastreo por meses de la evolución del consumo y del gasto, con lo que tienen la posibilidad de efectuar comparativas con en comparación con ejercicio previo. Ha subrayado que "este junio fué, en lo que se refiere al junio pasado, un 12% menos de energía eléctrica", agregando que en los precedentes meses de mayo y abril asimismo se habían conseguido datos inferiores de consumo.

No obstante, ha remarcado que "pese al ahorro, hoy nos encontramos superando los un par de millones de sobrecoste sobre exactamente el mismo periodo de tiempo del año previo".

El cierre de las instalaciones viene animado por la intención de revertir ese sobrecoste, y Gil Costa indicó que "esta medida, adjuntado con otras, piensa un ahorro aproximado de un millón de euros sobre lo que significaría sostener libres estos inmuebles".

Es decir, los valores estimados del cierre energético de forma anual, producido en Semana Santa, Navidad y verano, han correcto que la Universidad puede dejar de gastar una cuantía superior al quinientos mil de euros en recursos como agua, electricidad y comburente.

La Universidad de Zaragoza ha elaborado una sucesión de pautas a continuar por la red social universitaria, con intención de achicar el consumo. En primer sitio, apagar gadgets electrónicos como ordenadores, pantallas, termostatos de despachos y laboratorios, equipos socorrieres de climatización y también iluminación.

En segundo sitio, remover el standby de todos y cada uno de los equipos que ya están, desconectar cargadores o equipos con transformador y bajar las persianas o lamas para eludir el calentamiento de las estancias.

Asimismo, han sugerido agrupar materiales de ensayo en el menor número de neveras o congeladores, para desconectar esos que queden vacíos, y cambiar programaciones de equipos de encendido automático.

Durante el cierre va a haber inmuebles de empleo increíble que sí que se marchan a sostener libres todos los días, como el Hospital Clínico Veterinario.

Más información

La Universidad de Zaragoza cierra sus instalaciones del 1 al 15 de agosto para ahorrar energía