Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

La Rompida de la Hora cambia la vida de un calandino: Alberto Herrero.

La Rompida de la Hora cambia la vida de un calandino: Alberto Herrero.

El cineasta García Velilla será el centro de atención en un evento con más de 10.000 personas en Calanda, frente a la estatua de Buñuel.

Calanda (Teruel), 24 de marzo.

El alcalde de Calanda, Alberto Herrero (PP), ha destacado que la Rompida de la Hora marca un momento crucial para los habitantes de la zona, que comienzan los preparativos para la Semana Santa después de las festividades navideñas, culminando en el Viernes Santo a las 12.00 horas.

"Siempre en esta época --expresó el alcalde-- digo que la Semana Santa es el momento más importante, pero para llegar a ese punto ha habido muchas horas de colaboración entre las cofradías, lo cual también es fundamental porque en Calanda siempre se ha resaltado que la Semana Santa, especialmente el Viernes Santo, es representativa para todos los calandinos", mencionó.

En una entrevista ofrecida a Europa Press, Alberto Herrero explicó que la actividad comienza el Viernes de Dolores, seguido por el Sábado de Pasión con numerosas comidas entre las cofradías, y el Domingo de Ramos con la participación de jóvenes del municipio. El Lunes de Dolores marca el inicio de una intensa actividad de ensayos.

Calanda alberga nueve cofradías con un promedio de 250 integrantes cada una. La más numerosa es la del Encuentro, con más de 600 miembros, siendo la referente este año, mientras que otras, como la del Santísimo, fundada en 1640, cuenta con unos estatutos sólidos y alrededor de 35 cofrades.

El Viernes Santo, 5 de abril, a las 12.00 horas, todos los participantes, junto con numerosos vecinos y visitantes, llevarán a cabo el tradicional rito de la Rompida de la Hora, símbolo de la muerte de Cristo, con una asistencia que puede alcanzar las 10.000 personas.

Esta tradición de la Semana Santa es característica de los nueve municipios del Bajo Aragón, que junto con Calanda integran la Ruta del Tambor y el Bombo, celebrándola a medianoche del Viernes Santo.

"La Rompida de la Hora es un evento central de la Ruta que atrae a numerosos visitantes. Tenemos la fortuna --reconoció Herrero-- de que se lleve a cabo el Viernes Santo, mientras que en otros municipios se realiza el Jueves Santo a medianoche. Los visitantes aprovechan para conocer los pueblos y sus costumbres, además de participar en la Rompida de la Hora", agregó.

La celebración cuenta con una amplia difusión internacional, con 57 medios de comunicación acreditados el año pasado, incluyendo 13 nacionales, autonómicos y locales, así como representantes de países como Francia, Inglaterra, Estados Unidos, Sudáfrica y Camboya. Las acreditaciones son otorgadas por el Ayuntamiento de Calanda, y este año se han recibido solicitudes de al menos tres o cuatro medios asiáticos, con el plazo aún abierto.

Toda esta cobertura mediática conlleva beneficios económicos que el alcalde de Calanda considera esencial analizar en conjunto con los municipios de la Ruta del Tambor y el Bombo para evaluar su impacto, especialmente en el sector servicios, con el objetivo de potenciar de manera controlada estas tradiciones.

Para Herrero, Calanda está viviendo un auge de sus tradiciones que se refleja en el turismo, tanto en la hostelería como en la ocupación de hoteles y viviendas locales que acogen a visitantes. "Creo que las tradiciones, la vida rural, el interior de España está ganando fuerza porque no todo se reduce a la playa o las grandes ciudades, sino que somos un destino turístico poderoso donde la historia y las tradiciones se viven y se sienten. Es quizás una de las pocas cosas positivas que nos ha dejado la pandemia", destacó.

El éxito de la celebración se basa en la tradición familiar, con la participación de familias enteras en los actos de la Semana Santa y la vivencia intensa de esta festividad por dos o tres generaciones. "El relevo generacional está asegurado sin duda", afirmó.

Este impulso positivo también se manifiesta en la iniciativa de comercios que, hace unos años, decidieron confeccionar túnicas para los visitantes que pueden alquilar junto con un tambor para integrarse en el entorno de Calanda. "Estoy seguro de que esto seguirá creciendo", añadió Herrero.

Este año, el invitado para liderar la Rompida de la Hora será el guionista y director de cine zaragozano, Ignacio García Velilla. Se mantiene la tradición de elegir a una figura vinculada con la cultura y el séptimo arte para este papel, continuando con la relación con el cineasta calandino, Luis Buñuel, quien internacionalizó esta tradición.

"Siempre los alcaldes hemos buscado personas relevantes en el mundo del cine y la cultura que quieran acompañarnos en este momento", expresó Herrero. La elección de Nacho García Velilla se debe a que "es aragonés, conoce la tierra, ha estado aquí y es un gran conocedor de la figura y la importancia de Luis Buñuel", resumió.

"Para mí, como alcalde, es un honor que personas del mundo del cine como García Velilla quieran experimentar estos momentos tan especiales para un calandino", añadió Herrero. Destacó la rápida respuesta del protagonista a pesar de que estrenará una película en abril, lo que agradeció especialmente dada la situación.

"Él me contó que cuando tenía 17 años pudo vivir en directo esta Semana Santa y le impactó tanto que, cuando le propuse que fuera el encargado de Romper la Hora, no lo dudó", mencionó Herrero.

Hace dos años se inauguró una escultura de Buñuel, que también preside el evento central de la Semana Santa, siendo una forma de mantener presente la figura de este cineasta universal en Calanda.

En Teruel, los municipios son pequeños y la población limitada, por lo que consideran importante agradecer a quienes, gracias a su influencia, han contribuido al crecimiento, como Luis Buñuel para Calanda, según el alcalde.

Realizada por Daniel Elena, la escultura se encuentra en la plaza de España de la localidad, frente a la casa natal de Buñuel, otro punto de referencia para los visitantes.