• martes 29 de noviembre del 2022
728 x 90

La Fundación Santa María de Albarracín reanuda la restauración de la Fuente de los Chorros en Teruel

img

TERUEL, 25 Sep.

La Fundación Santa María de Albarracín ha retomado las trabajos de restauración de la Fuente de los Doce Chorros de Teruel, del año 1868, según hace aparición datada con una inscripción en una piedra tallada, está ubicada en la plaza de San Sebastián, en frente de la iglesia de San Francisco. Su estado de conservación era muy deficitario, tanto estética como estructuralmente.

Este elemento urbano presentaba distintas nosologías y pérdidas, no solo por el correr del tiempo sino más bien más que nada por las múltiples intervenciones llevadas a cabo tanto en la fuente como en su ambiente a lo largo del siglo XX, han correcto desde la Fundación en una publicación oficial.

Los trabajos completados antes del verano consistieron en adecentar, acondicionar y elaborar para esta última etapa de intervención. De forma que se removieron los morteros de cemento que empastaban el frontis de la fuente; asimismo se ha limpiado todo el material original, aplicando tratamientos biocidas y dejando preparados todos y cada uno de los huecos para la reposición de los recientes sillares de caliza.

Por otra sección, se suprimió el discorde cajeado trasero, que escondía los restos del banco original que debió tener bajo la barandilla de remate. Se hizo una exclusiva instalación de agua, compensada a fin de que todos y cada uno de los caños emanen por igual.

Para terminar su restauración se tratan los materiales auténticos "con el mayor respeto y priorizando su conservación frente cualquier género de intervención".

Así, se pondrán unos veinte bloques de piedra en las lagunas que se produjeron por el hormigonado previo al poner la vieja instalación. Estos sillares se tuvieron que trabajar de forma manual, abujardándolos en atención al tamaño y sitio concreto en el que se instalarán. Para adherirlos al muro original, se cosen con fibra de vidrio fijándolos además de esto con morteros de cal. También se repondrán las piedras estropeadas por la instalación de la barandilla al incrustrar los elementos de unión.

Con posterioridad, se realizará una reintegración cromática con silicatos, con el fin de semejar a los colores auténticos. Se reinstalarán los 12 caños con forma de cara monstruosa de bronce derretido. Uno de ellos, que se había perdido, será sustituido por otro, al que se le dió un régimen con nitrato de cobre para igualar su apariencia a los auténticos.

Por último, se va a trabajar en la optimización de la parte posterior de la fuente, pertinente a un viejo banco de piedra completamente deteriorado, cuyos restos se muestran en el borde curvo de la carretera, bajo la barandilla.

Se quiere que las proyectos estén finalizadas a fines de octubre, tras cerca de 4 meses de intervención del aparato de restauración de la Fundación Santa María de Albarracín.

Más información

La Fundación Santa María de Albarracín reanuda la restauración de la Fuente de los Chorros en Teruel

Noticias de hoy más vistas