• martes 29 de noviembre del 2022
728 x 90

La exposición 'Baños de Panticosa. Elogio del agua' llega a su fin tras recibir prácticamente 2.000 visitantes

img

HUESCA, 1 Ago.

La exposición 'Baños de Panticosa. Elogio del agua' ha recibido prácticamente 2.500 visitas desde el pasado 27 de mayo hasta este domingo, en el momento en que ha concluido su estancia en la salón de exposiciones de la Diputación Provincial de Huesca (DPH).

La exhibe ha aunado testimonios en documentos literarios y periodísticos viejos, planos, dibujos, avisos y otras imágenes tomadas desde comienzos del siglo XIX; pero asimismo las proyectos de fotografía moderna de Iñaki Bergera.

La miembro del congreso de los diputados provincial de Cultura, Maribel de Pablo, ha opinado que la exposición, "emocionante y reveladora" y fué una ocasión para entender intensamente entre las "referencias históricas del turismo en la provincia de Huesca".

El Balneario de Panticosa se encuentra dentro de los primeros motores de avance turístico en la historia del Alto Aragón. Ya en el siglo XVII, recibía a cientos de personas para curarse de patologías como la tuberculosis. Más tarde se transformó en un centro favorecido para el reposo, puesto que aparte de sus aguas minero-medicinales, tiene un favorecido ambiente natural y tiempo de altura.

En un primer instante, fueron élites económicas las que gozaron de este grupo, hasta el momento en que la población general tuvo ingreso al mismo. Todo ello lo ha atestiguado la exposición con proyectos postales, estereoscópicas, albúminas y fotografías, entre otros muchos, de Ricardo Compairé, Santiago Ramón y Cajal, Francisco de las Heras, Lucas Cepero y asimismo de autoría ignota de la Colección Mariano Morlans del Cacho o del Archivo Familiar José Pueyo Luesma.

Una una parte de estos documentos están protegidos y fueron prestados por la Fototeca de la Diputación Provincial de Huesca y por la Biblioteca Nacional de España.

En esta época, Baños de Panticosa prosigue como un complejo turístico esencial en la provincia de Huesca y su cometido sigue como espacio de ocio, relajación y de empleo recreativo y familiar.

Uno de los puntos mucho más esenciales es la enorme carga histórica y sensible que aloja. Por su parte, el fotógrafo y arquitecto Iñaki Bergera la puso, en cierta manera, al descubierto con su emprendimiento 'Standstill Architecture. Balneario de Panticosa, 2011-2021', en el que retrata a través de una observación personal, por poner un ejemplo, las proyectos del Centro de Alto Rendimiento Deportivo, desarrollado por Álvaro Siza; el esqueleto de los apartahoteles de Siza y Jesús Manzanares; y el aspecto de salones y habitaciones que prosiguió al cierre temporal del Gran Hotel de Rafael Moneo.

Además, de las 2.000 visitas particulares que ha recibido la exhibe, hubo algo mucho más de trescientas que lo hicieron en el software de didáctica de la Diputación Provincial de Huesca. A las opciones comunes de pases para familias, familias con pequeños, conjuntos organizados, asociaciones, institutos o campus urbanos, se sumaron en esta ocasión 2 visitas guiadas con la comisaria de la exhibe, Chus Tudelilla.

La próxima exposición en las salas de la DPH va a abrir sus puertas el 16 de septiembre, bajo el título 'Las Cajas de Ámsterdan: Kati Horna y Margaret Michaelis en la Guerra Civil'. Se trata de una secuencia de fotografías, que han continuado nuevas, de ámbas fotorreporteras ácratas.

Este legado, recuperado por la historiadora del arte y comisaria de la exposición, Almudena Rubio, tras una investigación llevada a cabo en el Instituto Internacional de Historia Social de Ámsterdam desde 2016, se va a poder conocer desde el 16 de septiembre hasta el 13 de noviembre de 2022.

Más información

La exposición 'Baños de Panticosa. Elogio del agua' llega a su fin tras recibir prácticamente 2.000 visitantes

Noticias de hoy más vistas