• viernes 27 de enero del 2023
728 x 90

La DPZ solicita la declaración de región aciaga para los ayuntamientos damnificados por el incendio de Ateca

img

ZARAGOZA, 26 Jul.

Los conjuntos políticos de la Diputación de Zaragoza (DPZ) han aprobado este martes una declaración institucional para soliciar al Gobierno central que declare región desastrosa a los ayuntamientos damnificados por el incendio forestal de Ateca.

El artículo, que asimismo fue consensuado con los alcaldes de esas localidades en la asamblea mantenida con ellos ayer lunes en Ateca, pide al Gobierno central que tramite "de manera urgente" las ayudas establecidas para esta clase de catástrofes "a fin de que los fondos lleguen lo mucho más próximamente viable a los municipios y a los particulares".

Además, la declaración institucional expresa el "infinito agradecimiento" de la Diputación de Zaragoza "a todas y cada una la gente, las instituciones, las compañías y otras entidades tanto públicas como privadas que dieron lo destacado de sí participando en el dispositivo de extinción o atendiendo física y emotivamente a los damnificados".

Una vez aprobada, la DPZ trasladará esta declaración institucional al Gobierno de Aragón, a la Comarca Comunidad de Calatayud y a todos y cada uno de los municipios damnificados por el incendio a fin de que logren adherirse a ella.

La declaración de región desastrosa corresponde al Consejo de Ministros y hoy en día se llama declaración como región perjudicada dificultosamente por urgencias de protección civil (ZAEPC).

El pasado 18 de julio se declaró en el término municipal de Bubierca un incendio forestal que ha acabado siendo el más esencial de los sufridos por la provincia de Zaragoza desde el año 2015 y entre los 2 mucho más destructores en prácticamente tres décadas.

El fuego ha quemado en torno a 14.000 hectáreas, según las primeras estimaciones, y ha obligado a desocupar cinco ayuntamientos: Moros, Villalengua, Alhama de Aragón, Bubierca y Castejón de las Armas. En Moros las llamas llegaron al perímetro del casco urbano ocasionando esenciales daños en inmuebles y equipamientos tanto públicos como privados, pero las dolencias a las infraestructuras públicas y los recursos particulares fueron extendidas en todas y cada una de las localidades perjudicadas.

Además, el incendio ha causado gigantes daños ambientales en losmontes y bosques de la región, que van a tardar años en volver como estaba y precisarán esenciales inversiones para eludir la deforestación y la erosión del lote; y asimismo ha destruido cultivos, cosechas y varias infraestructuras agrarias que son escenciales para la subsistencia de los labradores y los ganaderos de la región.

Este desastre natural ordena a las gestiones públicas a ofrecer una rápida contestación a todos los damnificados, tanto los municipios como las compañías y los particulares.

Por ello, los conjuntos políticos de la Diputación de Zaragoza, han aprobado la declaración institucional, que fué consensuada con los alcaldes de todos y cada uno de los ayuntamientos damnificados.

En esa declaración acuerdan enseñar su "infinito agradecimiento" a todas y cada una la gente, las instituciones, las compañías y otras entidades tanto públicas como privadas que dieron lo destacado de sí participando en el dispositivo de extinción o atendiendo física y emotivamente a los damnificados; soliciar al Gobierno de España la declaración de región aciaga (región perjudicada dificultosamente por urgencias de protección civil, ZAEPC) para los ayuntamientos damnificados por el incendio y que tramite de manera urgente las ayudas establecidas para este género de catástrofes a fin de que los fondos lleguen lo mucho más próximamente viable a municipios y a particulares.

También, ofrecer traslado de esta declaración institucional al Gobierno de Aragón, a la Comarca Comunidad de Calatayud y a todos y cada uno de los municipios damnificados por el enorme incendio forestal de Ateca.

El pasado 27 de junio esta figura legal ahora se concedió a la región perjudicada por el incendio que se causó en Nonaspe ese mes con medidas como ayudas por destrucción total de la vivienda frecuente, por daños a la composición de la vivienda frecuente o por otros daños en la vivienda frecuente; ayudas por daños a elementos recurrentes de una red social de dueños; ayudas a personas físicas o jurídicas que hayan realizado posibilidades personales y de recursos; ayudas a los sucesos de establecimientos industriales, mercantiles y de servicios, incluyendo los agrarios y turísticos; y ayudas a corporaciones locales por costos derivados de actuaciones improrrogables.

El acuerdo del Consejo de Ministros sobre el incendio de Nonaspe asimismo preveía la adopción de otras medidas de asistencia condicionadas a eso que confirmen las órdenes que dicten los distintos ministerios: exenciones en la cuota del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) y la reducción en la cuota del impuesto sobre ocupaciones económicas (IAE) que corresponden a los receptores de estas ayudas; medidas laborales y de Seguridad Social como bonificaciones y exenciones de cuotasde Seguridad Social; ayudas a las corporaciones locales para financiar proyectos de reparación de infraestructuras, instalaciones y equipamientos municipales.

Más información

La DPZ solicita la declaración de región aciaga para los ayuntamientos damnificados por el incendio de Ateca