Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

La DPZ adopta una polémica decisión que asigna una enorme suma de dinero a los municipios: 40 millones más para repartir entre 292 localidades.

La DPZ adopta una polémica decisión que asigna una enorme suma de dinero a los municipios: 40 millones más para repartir entre 292 localidades.

El Pleno de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ) ha aprobado hoy un plan extraordinario de concertación que destinará 40 millones de euros adicionales a los 292 municipios de la provincia. Aunque todos los grupos, excepto el PP, han votado a favor, el partido conservador ha mostrado su discrepancia y ha votado en contra.

El presidente de la institución, Juan Antonio Sánchez Quero, ha expresado su compromiso con los municipios y ha destacado que la DPZ destinará más de 110 millones de euros en 2023, una cifra sin precedentes. Según Sánchez Quero, los criterios de distribución serán objetivos, como se ha venido haciendo durante su presidencia. Cada municipio recibirá una cantidad fija de 45.928 euros y una cantidad variable de 63 euros por habitante.

Además, los municipios con un Índice Sintético de Desarrollo Territorial (ISDT) inferior a 100 recibirán una ayuda adicional de 10.787 euros. Este índice es elaborado por el Gobierno de Aragón y evalúa el nivel de desarrollo de cada municipio en función de diferentes variables demográficas, económicas, geográficas, de movilidad y de comunicaciones.

Como novedad, los 6 millones de euros restantes se distribuirán entre los 201 ayuntamientos que solicitaron fondos del plan de autoconsumo energético aprobado recientemente por la DPZ. Esta decisión ha generado críticas por parte del grupo popular, ya que consideran que es un criterio "sectario". Cabe destacar que Tobed, municipio del que Sánchez Quero es alcalde, ha recibido una de las mayores cantidades económicas. Sin embargo, otras localidades también han recibido la subvención máxima de 100.000 euros.

En total, los 110 millones de euros asignados este año por la institución provincial se dividen en 50 millones del Plan Unificado de Subvenciones (PLUS), 40 millones del plan de concertación aprobado hoy y el resto destinado a proyectos de rehabilitación de edificios históricos y artísticos, así como para ayudas a asociaciones y clubes deportivos.

El portavoz adjunto del PP, Pablo Blanquet, ha criticado la inclusión de criterios "inéditos" en la distribución de los fondos y ha cuestionado si tener afinidad política influye en la asignación de recursos. Por su parte, el portavoz socialista, Francisco Compés, ha lamentado la actitud agresiva del PP y ha afirmado que todos los ayuntamientos tuvieron las mismas oportunidades para solicitar los fondos. El diputado de VOX, Carlos Rodrigo, ha apoyado el plan, pero ha mostrado su desacuerdo con que algunos municipios no hayan recibido fondos por no haber solicitado la ayuda para la eficiencia energética. Por último, Rubén Estévez, de En Común-IU, ha resaltado la importancia económica del plan y ha expresado su esperanza de que se utilice para promover la eficiencia energética.