• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

La Dirección General de Gestión Forestal ahora trabaja en la restauración de las ubicaciones perjudicadas por los incendios

img

CASTEJÓN DE TORNOS (TERUEL), 22 Sep.

La Dirección General de Medio Natural y Gestión Forestal ahora empezó las tareas de restauración de varios de los incendios forestales de este verano, como Ateca (Zaragoza) o Castejón de Tornos (Teruel).

El directivo general competente en esta materia, Diego Bayona, ha visitado las proyectos iniciadas en Castejón de Tornos. Durante la visita, tuvo la posibilidad de comprender de primera mano los distintos trabajos que está haciendo el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, tal como agarrar las proposiciones y pretensiones del propio territorio.

El incendio forestal de Castejón de Tornos se declaró el 20 de junio del actual año y se dio por extinguido cinco días después. El total de la área perjudicada fue de 1.800 hectáreas, prácticamente todas en el término municipal de Burbáguena, si bien asimismo afectó a Báguena, Castejón de Tornos y Tornos. Se espera que las tareas de restauración supongan una inversión de cerca de 400.000 euros.

Bayona ha señalado la urgencia con la que se comenzaron las tareas. "Después de los incendios de este verano, corremos el peligro de un otoño lluvioso que afecte de manera negativa al suelo del monte incendiado. Los terrenos, sin una cubierta vegetal que los resguarde de la erosión, son mucho más atacables a la escorrentía de las aguas, lo que puede dañar a la futura regeneración de la vegetación".

Además, ha reconocido que "fué un verano sin reposo para nuestro personal, una vez seguros de que los incendios estaban controlados, nuestros especialistas han paseo los montes damnificados por incendios para tener los reportes lo mucho más veloz viable y empezar los trabajos a fin de que estas zonas recobren próximamente su ambiente".

Las tareas de restauración que la Dirección General está realizando son las comunes para el control de la erosión y la futura reforestación de la región. La prioridad de hoy es eludir la pérdida de suelo por las lluvias torrenciales.

Diego Bayona explicó que "el paso del incendio crea una situación de agravamiento de los procesos erosivos que hacen que la ladera pierda suelo y se concentre en las vaguadas y acantilado, de tal modo que si este otoño hay enormes lluvias se logren producir peligrosos torrentes de agua".

Además de estas actuaciones, se prevé trabajar en el promuevo de la regeneración de la cubierta vegetal, para la restauración de los procesos ecológicos que fortalezcan la protección del suelo, la reducción del peligro de plagas forestales y el aprovechamiento de la madera que se saque de los montes, para compensar una parte de los trabajos de restauración.

Más información

La Dirección General de Gestión Forestal ahora trabaja en la restauración de las ubicaciones perjudicadas por los incendios