• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

La Diputación Provincial de Huesca y la FAM financian la optimización del sistema de depuración del cobijo Cap de Llauset

img

HUESCA, 16 Ago.

La Diputación Provincial de Huesca y la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) han financiado la optimización del sistema de depuración del cobijo Cap de Llauset. En total, se han invertido 70.267 euros en los trabajos de ampliación de la aptitud de depuración de aguas residuales.

Se trata de entre las 4 proyectos en cobijos que la institución provincial apoya en 2022, a la que se aúnan la reforma del cobijo de Estós, la ampliación del de Góriz y las novedades en el de Ángel Orús. El presupuesto total de todas y cada una ellas sube a mucho más de 750.000 euros, ha precisado la DPH en una publicación oficial.

La institución provincial ha señalado que con el propósito de prestar un mejor servicio a los montañeros que todos los días usan el cobijo Cap de Llauset, enclavado en pleno Parque Natural Posets- Maladeta, la DPH y la FAM han financiado las proyectos de reforma del sistema de depuración de aguas en esta infraestructura, situada a 2.425 metros de altitud.

El presidente de la Diputación de Huesca, Miguel Gracia, ha visitado el cobijo, situado en el término municipal de Montanuy, y explicó que esta clase de instalaciones "deben proseguir siendo referentes en todo el país tanto en calidad, como en administración" y "tienen que sugerir no solo un mínimo de servicios, sino sus infraestructuras han de estar en el más destacable estado viable".

Ha añadido que Llauset es, desde el momento en que han comenzado los trabajos para su construcción, "ejemplo de sostenibilidad y respeto al medio ambiente", pero asimismo ha señalado la colaboración entre instituciones, que deja la puesta en marcha de estas ideas, enormes infraestructuras "que son por su parte respetuosas con el ambiente".

El presidente de la DPH asimismo ha amado resaltar la tarea que efectúan sus guardas, "en compromiso con su precaución y defensores de un avance sostenible de la montaña". "Ellos son los primordiales autores del reconocimiento y prestigio que tienen tanto de este cobijo como los del resto del territorio", ha comentado.

El emprendimiento, que ha supuesto 70.267 euros de inversión, financiado al 80% por la DPH y el 20% sobrante por la FAM, va solucionar un inconveniente en la depuración de aguas residuales que empezó en el momento en que el cobijo alcanzó su máximo nivel de ocupación y ya que gracias a la poca aptitud filtrante del lote, no se absorbía adecuadamente el vertido del cobijo.

La solución fué reconducir este vertido hasta el cauce del barranco que discurre por el fondo del valle, siendo indispensable además de esto que el desarrollo de depuración fuera mucho más eficaz. Para eso, se instaló un humedal con un filtrante a partir de fibra de coco en la salida de la fosa séptica, que ha debido ser cambiada. Finalmente, se ha renovando y prolongado la conducción unos cien metros.

Estas actuaciones se enmarcan en el IV Plan de Refugios de Montaña. La DPH ha recordado que desde 1991, en el momento en que se suscribió el primero de estos proyectos, la institución coopera con la FAM en el cuidado de la red de cobijos en la provincia.

Este año, aparte de las novedades en la depuración de aguas en Llauset, se ha iniciado la redacción del emprendimiento de reforma del cobijo de Estós aparte de efectuarse trabajos preliminares; asimismo se va a dar continuidad a la reforma y ampliación de Góriz, que incluye la instalación de taquillas en el vestíbulo; tal como la adaptación de un espacio en el Ángel Orús como cuarto para pastores.

Los cobijos del Alto Aragón son "motor económico y de generación de empleo en zonas de montaña", ha destacado Miguel Gracia, para quien el impulso y prestigio que han logrado en los últimos años "debe ir de la mano" de la potenciación del espacio natural que los circunda, las montañas, "que lejos de la visión de territorio inhóspito o de frontera, son hogar y hábitat de trabajo para senderistas y montañeros de muy diferentes procedencias".

El cobijo de Cap de Llauset fue estrenado medianamente el 5 de julio de 2016 y fueron precisos 4 años de trabajos y una inversión de 1,6 millones de euros para su puesta en marcha.

Las proyectos fueron financiadas por la Diputación Provincial de Huesca, el Ayuntamiento de Montanuy y la Federación Aragonesa de Montañismo. Inicialmente, abrió sus puertas con aptitud para 32 personas.

En la segunda etapa, terminada en 2018 y que dejó la apertura total del cobijo en 2019, se edificó un nuevo edificio que dejó agrandar este número hasta las 86 plazas recientes. El presupuesto en un caso así rozó el millón de euros.

La eficacia energética fue entre los objetivos que se persiguió en el diseño revolucionario de este cobijo, que se edificó con una arquitectura sostenible y eficaz para una localización en alta montaña como la del cobijo Cap de Llauset.

Más información

La Diputación Provincial de Huesca y la FAM financian la optimización del sistema de depuración del cobijo Cap de Llauset