• lunes 03 de octubre del 2022
728 x 90

La Diputación Provincial de Huesca otorga el XXV Galardón Félix de Azara a los pastores y pastoras del Alto Aragón

img

HUESCA, 30 Jun.

La Junta de Portavoces de la Diputación Provincial de Huesca (DPH) ha acordado unánimemente otorgar el XXV Galardón Félix de Azara, máxima distinción que entrega la institución en temas de sostenibilidad, a los pastores y pastoras de la provincia de Huesca.

La ganadería extensiva ayuda a proteger el territorio y al cuidado de la biodiversidad en él. Además, crea una economía sostenible, generando alimentos de cercanía, ricos y saludables, que benefician el establecimiento poblacional, conforme han correcto desde la Diputación de Huesca.

Para la distribución de este galardón, desde la DPH han considerado que con su tarea, esta ganadería y este colectivo "forman una barrera natural en frente de la propagación de incendios forestales, modelando el paisaje y permitiendo ámbitos naturales ricos, forjando un bien común, arquitectónico y también inmaterial que es requisito sostener".

Durante siglos, la ganadería extensiva fué entre las ocupaciones económicas que mucho más ha contribuido a sostener el medio rural y su aportación va alén de lo económico, ahora que esta actividad como los expertos que la lideran, los pastores y pastoras de la provincia, han forjado una cultura y un patrimonio, han modelado el paisaje y, más que nada, hicieron viable el cuidado de la biodiversidad en el Alto Aragón, siendo un factor primordial en la prevención de incendios forestales, han añadido.

Ganadería y pastoreo son asimismo un eje básico en la generación de una producción alimenticia sana que unido a la idea agroalimentaria de la provincia, ayuda a producir una economía circular y a promover los alimentos de cercanía impulsando el saber del producto de la provincia de Huesca.

Desde la DPH han señalado que los pastores "conocen mejor que absolutamente nadie las leyes de la naturaleza, pues es lo que aprendieron de sus ancestros. Es una manera de vida heredada, una parte del patrimonio inmaterial de la provincia de Huesca", y más allá de que se admite que "una sección esencial se ha perdido en las últimas décadas.

Esto hay que, entre otros muchos componentes, a la pérdida de población en el medio rural y a las adversidades socias al campo ganadero", puesto que ciertos de ellos todavía prosiguen haciendo la trashumancia, con la que se establece una conexión y una vinculación entre todo el territorio, y recorriendo sendas y caminos que se sostienen limpios merced al ganado, transformándose en cortafuegos naturales", han apostillado.

Gracias al pastoreo, la montaña, el liso, los somontanos y sus ecosistemas se han preservado en las mejores condiciones por la existencia de cabras, ovejas, ganado vacuno o caballar, que retiran material vegetal invasivo, reduciendo el peligro de incendios y fortaleciendo además de esto el avance de sobra variedades de especies vegetales tal como el desarrollo de la flora de la región.

Es un círculo natural puesto que esta presencia de vegetales y floras la aprovechan otros animales silvestres, aparte de una extensa variedad de insectos.

En la Junta de Portavoces han subrayado que el futuro de esta actividad, relacionada al establecimiento poblacional en la provincia de Huesca, pasa asimismo por quienes llegan que vienen de otras tierras.

Así, pastores y esquiladores siguen en el territorio con el trabajo al que se dedicaban en sus países de origen, otros hallan en estas ocupaciones un método de vida y de seguridad profesional, una manera de recobrar y reanudar sus proyectos en los pueblos. En varios casos, los inmigrantes están sosteniendo esta actividad tan clásico, "que languidece por carecer de relevo generacional", han lamentado.

"En oportunidades, esta situación viene generada por los efectos que el proteccionismo ambiental piensa para la ganadería, puesto que se hace precisa la conciliación con el cuidado de la actividad ganadera y de pastoreo, balanceando su avance y el de distintas ámbitos económicos".

Más información

La Diputación Provincial de Huesca otorga el XXV Galardón Félix de Azara a los pastores y pastoras del Alto Aragón