• domingo 04 de diciembre del 2022
728 x 90

La Diputación de Zaragoza junta en un libro los bienes gastronómicos del campo de la provincia

img

ZARAGOZA, 24 Jul.

La Diputación de Zaragoza (DPZ) ha compendiado en un libro los bienes gastronómicos del campo de la provincia. La publicación se enfoca en los alimentos mucho más relevantes que generan los labradores y los ganaderos, y complementa al volumen que la institución provincial editó el año pasado sobre los modelos ahora elaborados.

El libro 'Bienes gastronómicos de la provincia de Zaragoza en el campo' asimismo plasma la huella que la producción de alimentos dejó en la historia, la civilización, la tradición y los panoramas de los ayuntamientos zaragozanos, según apuntaron desde la institución provincial.

Editado por la DPZ y elaborado por Almozara Editorial, se ha anunciado unos meses una vez que viese la luz la sección primera: 'Bienes gastronómicos de la provincia de Zaragoza en la mesa'. Ambos libros constituyen un emprendimiento editorial con el que la Diputación de Zaragoza quiere proseguir dando a entender la riqueza de la gastronomía de la provincia.

"Sabemos de que la gastronomía, aparte de su dimensión cultural, tiene asimismo la económica y la popular, con lo que en estos libros hemos amado hacer sinergias en medio de estos tres ejes, con la meta de poner en valor a quienes generan, a quienes los convierten y asimismo a quienes los desarrollan para colocarlos en la mesa", ha señalado la miembro del congreso de los diputados encargada de Turismo de la DPZ, Cristina Palacín.

Ha señalado que estas publicaciones reclaman los modelos de calidad de la provincia, "pero asimismo rinden homenaje a todas y cada una aquellas personas inmersas en la cadena alimenticia que, radicando y haciendo un trabajo en el territorio, vertebran la provincia".

"Nuestra gastronomía es rica y profunda y este libro no es sino más bien una convidación a entender a la gente y las compañías que desde la experiencia hacen que tengamos cada día el más destacable producto en las mesas", ha apostillado.

Este segundo volumen está que viene dentro por 240 páginas, y es una edición "vigilada, un muy elegante diseño y enorme riqueza gráfica", que se distribuye en diez episodios protagonizados por otros muchos modelos del campo o de la granja: la borraja y otras hortalizas de la huerta; trufas y setas; las carnes como el ternasco de Aragón de Identificación Geográfica Protegida (IGP), el vacuno de Aragón C'Alial o el porcino zaragocí; la cebolla de Fuentes de Ebro Denominación de Origen Protegida (DOP); las cerezas, manzanas y otras frutas de hueso y pepita; el melocotón de Calanda DOP; el arroz; el pollo, otras aves y los huevos; las judías, los boliches y otras legumbres; y las almendras y otros frutos secos.

Cada capítulo detalla el origen, la historia y el arraigo del producto en Zaragoza provincia, tal como sus métodos de cultivo o cría, sus peculiaridades alimenticias, su relevancia económica y su peso en la gastronomía del territorio; acabando con tres recetas desarrolladas por otros muchos chefs, con el producto en cuestión como personaje principal.

Con los artículos agroalimentarios mucho más simbólicos de Zaragoza provincia como hilos conductores, 'Bienes gastronómicos de la provincia de Zaragoza en el campo' resalta los alimentos de calidad distinguida del territorio, a los hombres y mujeres que los generan y a los expertos de la hostelería que los cocinan, los defienden y los aconsejan en sus establecimientos, de forma frecuente situados en las propias zonas de producción.

Gracias a la colaboración de productores, designaciones de origen, advertencias geográficas protegidas, cooperativas, asociaciones, profesionales, científicos, académicos, restauradores, y a la abundancia y calidad de sus fotografías, 'Bienes gastronómicos de la provincia de Zaragoza en el campo' es una guía por la agroalimentación zaragocí que espera contribuir tanto a proteger la memoria como a retratar la verdad de hoy de la Zaragoza rural.

Los 2.000 ejemplares impresos van a ser organizados por todas y cada una de las bibliotecas de la provincia y otros organismos, tal como entre entidades de los campos de la gastronomía y la agroalimentación.

Este emprendimiento editorial se aúna a las Rutas Gastronómicas en Zaragoza Provincia que termina de arrancar la DPZ para anunciar tanto los bienes culinarios de los ayuntamientos zaragozanos como las compañías encargadas de generarlos y elaborarlos.

A través de la web 'rutasgastronomicaszaragoza.es', los ciudadanos tienen la posibilidad de reservar visitas guiadas, catas y otras vivencias en cincuenta de compañías, museos y centros de interpretación del territorio y gozar aparte de la gastronomía local en los 18 sitios de comidas que se han adherido a la idea.

La oferta de ocupaciones visitables incluye bodegas, almazaras, panaderías y pastelerías, carnicerías y compañías cárnicas, explotaciones apícolas, queserías, molinos, huertas, explotaciones frutícolas, productoras de cerveza y también hidromiel, compañías truferas.

El propósito que persigue la Diputación de Zaragoza con esta idea es promover el turismo gastronómico, aproximando al ciudadano la calidad del campo agroalimentario de la provincia y sus múltiples opciones. Para ello, se ha desarrollado esta novedosa iniciativa que mediante una web conecta de manera directa al visitante con los productores, los museos y centros de interpretación y los sitios de comidas del territorio.

Además de el sitio web, las sendas se han plasmado en un folleto del que la DPZ ha editado diez.000 ejemplares que se han distribuido en las áreas de trabajo de turismo de la provincia y en las compañías.

Todas las proposiciones se dividen durante seis sendas diseñadas por zonas geográficas a lo largo y ancho de la provincia: 'Visitando las Cinco Villas', 'Desde Fuendejalón hasta el Moncayo', 'En busca del monasterio de Piedra', 'Campo de Cariñena y Daroca', 'De Zaragoza al Campo de Belchite' y 'Hacia el mar de Caspe'. Cada ruta da distintas visitas que tienen la posibilidad de reservarse antes mediante el sitio web.

Cada ruta proporciona diferentes proposiciones que van a ir ampliándose, en tanto que el emprendimiento está abierto a la incorporación de novedosas compañías agroalimentarias y de establecimientos hosteleros que deseen sumarse. De hecho, la página web da una pestañita mediante la que las compañías tienen la posibilidad de pedir sumarse a este emprendimiento. Todos ellos van a ser identificables por una placa que acredita su participación en las Rutas Gastronómicas en Zaragoza Provincia.

Cada ruta ofrece tres establecimientos hosteleros para prestar a los turistas una visita completa con la que probar los modelos locales y su cocina sin escapar del territorio. Así, de una manera muy visual, deducible y veloz, el visitante puede diseñar su ruta gastronómica, acompañando al producto del campo a la mesa a golpe de click.

Más información

La Diputación de Zaragoza junta en un libro los bienes gastronómicos del campo de la provincia

Noticias de hoy más vistas