Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

La Catedral de Huesca mantiene la tradición del 'Tota Pulchra' en la víspera de la Inmaculada.

La Catedral de Huesca mantiene la tradición del 'Tota Pulchra' en la víspera de la Inmaculada.

HUESCA, 6 Dic.

La Catedral de Huesca se prepara para recibir, un año más, la celebración del 'Tota Pulchra', una tradición que tendrá lugar en la víspera de la Inmaculada Concepción, el día 7 de diciembre a las 19:00 horas.

Esta ceremonia de vigilia en honor a la Inmaculada Concepción de María es una de las festividades marianas más importantes, celebrada anualmente en la Catedral de Huesca la tarde del 7 de diciembre.

Se trata de un evento litúrgico reconocido como Bien de Interés Cultural (BIC), en el que participan tres instituciones que desde el siglo XV rendirán homenaje a la Inmaculada Concepción: la institución académica, heredera de la Universidad Sertoriana, representada actualmente por el claustro de profesores del IES Ramón y Cajal; la institución municipal, representada por el Ayuntamiento de Huesca; y la institución eclesiástica, a través del cabildo catedralicio.

El canto del 'Tota Pulchra' será interpretado por el coro de la capilla de música de la Santa Iglesia Catedral de Huesca, bajo la dirección de José Vicente Pardo Bellido, profesor de orquesta y coro del conservatorio de Huesca.

La alcaldesa de la ciudad, Lorena Orduna, ha destacado la importancia de este evento en Huesca y ha animado a los ciudadanos a disfrutar de esta celebración de cerca.

Por su parte, la directora del IES Ramón y Cajal, María Costa, ha resaltado la decisión del claustro de profesores de mantener viva esta tradición oscense.

La fiesta del Voto se ha consolidado año tras año en la capital altoaragonesa gracias a este evento. Existen registros documentales del voto realizado por las instituciones oscenses a la Inmaculada Concepción en el año 1450, en respuesta a una epidemia de peste que asoló la ciudad. Sin embargo, fue otro brote de esta enfermedad en 1651 el que llevó a la ciudad y a sus instituciones a renovar el voto el 4 de octubre, día de San Francisco de Asís.

En 1652 se celebró por primera vez el voto renovado con una procesión desde la Catedral de Huesca hasta el convento de San Francisco, donde se llevaba la imagen de la Virgen de la Concepción, también conocida como Virgen del Voto. Tras la desaparición del convento en el siglo XVII, la vigilia de la Inmaculada se celebró en la Catedral, consolidando así la fiesta del Voto en Huesca cada año.

La alcaldesa de Huesca ha destacado que este evento pone en evidencia la rica historia de la antigua Huesca y contribuye a difundirla.