Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

La Cámara de Comercio de Zaragoza reabre tras incendio y retoma actividades en mayo.

La Cámara de Comercio de Zaragoza reabre tras incendio y retoma actividades en mayo.

Los empleados de la Cámara de Comercio de Zaragoza finalmente regresaron a su sede en el paseo Isabel La Católica tras casi un año de trabajos de rehabilitación debido al incendio que sufrió en junio pasado. Aunque la mayoría de la plantilla ya se ha trasladado, todos estarán completamente instalados para el 15 de mayo.

El incendio, causado por la caída de dos rayos, afectó principalmente al hall y al salón de plenos del edificio, que está catalogado como Bien de Interés Cultural. Desde entonces, se han realizado tareas de limpieza y recuperación para devolver la sede a su estado original, según informaron desde la entidad.

Las oficinas están listas para que los empleados retomen sus labores de manera habitual, aunque las obras en el hall y el salón de plenos continuarán hasta finales de junio. Por otro lado, la rehabilitación del salón de actos de la planta baja se ha pospuesto para más adelante.

"Estamos emocionados de volver a nuestra sede finalmente. Ha sido un año difícil y complicado para todos, pero una vez más se ha demostrado que en los momentos difíciles es cuando podemos mostrar lo que realmente importa", explicó el presidente de Cámara Zaragoza, Jorge Villarroya.

Tras el incendio, la Cámara de Comercio lanzó una campaña para recaudar fondos y asegurarse de que "la Cámara vuelva a brillar". La respuesta del sector empresarial ha sido muy positiva y el proceso de colaboración continúa en marcha.

"Durante estos meses, en los que no hemos dejado de trabajar, hemos recibido numerosos gestos de apoyo y solidaridad por parte de muchas empresas, entidades e incluso particulares", contó Villarroya, quien agradeció las "generosas contribuciones" en forma de patrocinio, así como a las entidades que facilitaron espacios para no frenar la actividad de la Cámara de Comercio de Zaragoza.

Además, se ha destacado el papel que desempeña la Cámara de Comercio como puente entre el sector empresarial, la sociedad y las administraciones, proporcionando acompañamiento y respaldo a las empresas de Zaragoza, especialmente a las pymes.

"Era vital recuperar nuestro espacio lo antes posible, un ícono que representa nuestra nueva disposición de servicio. Creo que lo hemos logrado y pronto terminaremos esta fase, una rehabilitación a la altura de la importancia de nuestra ciudad y de todo lo que la Cámara representa. A partir de ahora, el faro de la Cámara volverá a brillar para seguir siendo lo que más nos gusta ser, 'la casa de las empresas y sus líderes'", concluyó Villarroya.

La sede de la Cámara, catalogada como Bien de Interés Cultural, es un edificio emblemático para la ciudad. En 1941, los arquitectos Regino y José Borobio y José Beltrán finalizaron el proyecto de la actual sede de la Cámara de Zaragoza, la cual inauguró su icónica torre en 1944.