• domingo 25 de septiembre del 2022
728 x 90

La Archidiócesis contribuye fondos para costear 122 becas en pos de las vocaciones nativas

img

ZARAGOZA, 12 Jun.

La Archidiócesis de Zaragoza ha colectado algo mucho más de 244.000 euros en el transcurso de un año, que van a aceptar dar fondos a la Santa Sede para costear hasta 122 becas a favor de las vocaciones nativas. Todos los años, recoge aportaciones para este fin, más allá de que esta vez se logró un número récord.

Así lo explicó el encargado de Misiones de la Archidiócesis de Zaragoza, Federico Castillo. Ha detallado a Europa Press que desde el 1 de junio de 2021 y hasta el pasado 26 de mayo se ha reunido esta cantidad. Esta acción se encuentra dentro de las campañas que efectúa su delegación y su propósito es contribuir a quien, en países de metas, tiene el deseo de ser sacerdote, o religiosa o espiritual, pero no tiene el dinero bastante para formarse con este fin.

Castillo ha comentado que una beca completa para abonar a un seminarista seis años de capacitación en un territorio de misión tiene un coste de unos 2.000 euros y de ahí que, con la financiación recaudada, este año se podrán costear esas 122 becas.

El dinero procede, esta vez, de donaciones, ayudas, herencias y legados, alcanzando esos 244.000 euros. "Todos los años la diócesis es muy cooperadora" en esta materia, pero este año fué inusual, puesto que en otras oportunidades las becas conseguidas eran 50 u 80. "Jamás pasamos de las cien", ha constatado Castillo.

El dinero se manda a la dirección nacional de Obras Misionales Pontificias y desde allí lo ponen predisposición de la Santa Sede, que es quien escoge a quién llega esta asistencia. El encargado ha comentado, sin embargo, que la gente destinatarias están en África y ciertos países y zonas de Latinoamérica y Asia.

La delegación de Misiones efectúa otras acciones, como una día de oración por las vocaciones nativas, el cuarto domingo de Pascua, que este año fué el 8 de mayo. Además, impulsa anualmente la campaña del Domund, festeja una día del catequista originario y otra llamada 'Sembradores de estrellas', apuntada a pequeños a fin de que descubran cuál es su misión en el ambiente y con su edad.

También hay una sesión del misionero diocesano, ocupaciones en institutos y un acercamiento por mes de oración y contemplación en diferentes monasterios de la región con conjuntos de acción misionera.

Por otra sección, Castillo ha contado que buscan un nuevo espacio para festejar el Rastrillo Misionero, puesto que el empleado hasta la actualidad no cumple los requisitos de seguridad, una actividad que asimismo deja recaudar fondos, con la venta de modelos donados para este fin y que dejan financiar proyectos completados por misioneros de la diócesis en países como Bolivia, Mozambique, Zimbabwe o El país nipón.

El encargado indicó que la Archidiócesis suma 184 misioneros, que trabajan en África, América, Asia y Europa, en este último caso en acompañamiento a comunidades que se están empezando.

Asimismo, animó a meterse y a respaldar el don de la vida sacerdotal, misionera y consagrada, "no solo en nuestros países, sino más bien en sitios lejanos", y contribuir a esos jóvenes "que desean ser útil a su pueblo".

También ha pedido para ellos frases "a fin de que perseveren y logren, de a poco, entregarse y compartirse, como muchas otras persona hicieron".

Más información

La Archidiócesis contribuye fondos para costear 122 becas en pos de las vocaciones nativas