Crónica Aragón.

Crónica Aragón.

INAEM convoca las ayudas del Plan Cualifícate para actualizar las competencias de desempleados aragoneses.

INAEM convoca las ayudas del Plan Cualifícate para actualizar las competencias de desempleados aragoneses.

ZARAGOZA, 11 Jul.

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) publica este martes la convocatoria del Plan Cualifícate del INAEM, un programa destinado a mejorar las oportunidades laborales de los trabajadores aragoneses, prioritariamente de aquellos en situación de desempleo, a través de acciones de formación y a adaptar su cualificación a las necesidades actuales del mercado laboral.

Los centros y entidades colaboradores del INAEM tienen un plazo de diez días hábiles para solicitar estas subvenciones que les permitirán impartir acciones formativas vinculadas al Catálogo Nacional de Cualificaciones Profesionales. El presupuesto destinado este año al Plan Cualifícate asciende a 15,41 millones de euros.

Los cursos promovidos deberán de ejecutarse antes de fin de octubre de 2024, podrán estar dirigidos a la obtención de certificados de profesionalidad y estarán vinculados a sectores estratégicos como la agricultura e industrias agroalimentarias, la logística, la energía, o la informática, electrónica y comunicaciones, entre otros. De esta forma, este plan permitirá ofrecer una formación ajustada a las necesidades formativas tanto de los participantes como del sistema productivo.

La Formación Profesional para el Empleo es uno de los instrumentos fundamentales dirigidos a la mejora de la empleabilidad de las personas trabajadoras. En el caso de las que se encuentran en situación de desempleo, la formación supone la vía más directa para mejorar su cualificación laboral al permitirles adquirir competencias necesarias que demanda el sistema productivo. En este caso, las acciones formativas promovidas a través de esta convocatoria del INAEM están financiadas con fondos provenientes del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Para garantizar el acceso a la formación de las personas con mayores dificultades de inserción o de mantenimiento en el mercado de trabajo, en los procesos de selección del alumnado se dará prioridad a aquellas que tengan una baja cualificación, a los parados de larga duración, a mujeres que no hayan estado incorporadas al mercado laboral desde hace más de cinco años o que residan en municipios de menos de 30.000 habitantes, víctimas de violencia de género o del terrorismo, personas con discapacidad, u otras personas en situación o riesgo de exclusión.

Dentro de la anterior convocatoria del Plan Cualifícate, desde el pasado mes de enero el INAEM está poniendo en marcha cerca de 15.700 nuevas plazas de formación profesional para el empleo a través de su red de centros colaboradores, dirigidas principalmente a trabajadores en paro, pero también a personas en activo. Estos cursos están permitiendo mejorar la empleabilidad de los participantes mediante acciones formativas, incluidas en el Catálogo de Especialidades formativas o encaminadas a la obtención de Certificados de profesionalidad, que les permiten adquirir las competencias requeridas actualmente en el mercado de trabajo.

De los 1.207 cursos que se están llevando a cabo a través de la convocatoria del año 2022 del Plan Cualifícate, 980 corresponden a municipios de la provincia de Zaragoza, con formación para 12.740 personas; otros 138 se realizan en Huesca y su provincia con 1.794 alumnos; y en Teruel se han programado 89 cursos para más de 1.157 trabajadores.

La formación ofertada comprende un gran abanico de opciones. Hay cursos de 23 familias profesionales diferentes de todos los sectores, que van desde administración, comercio y marketing, informática, hostelería y turismo, a especialidades más industriales como mecánica, electricidad, mantenimiento o madera, y también medioambientales y del sector agrícola.

Paralelamente, hay una serie de acciones formativas en competencias trasversales para cualquier sector de actividad.La formación del Plan Cualifícate está orientada a personas desempleadas, pero también pueden participar personas ocupadas, en un porcentaje no superior al 30% en cada curso, teniendo prioridad las personas con baja cualificación, los parados de larga duración, y las personas con discapacidad o en riesgo de exclusión, en definitiva, las personas con mayores dificultades para su incorporación al mercado de trabajo.